Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejos para disfrutar de una Navidad saludable

Comida NavidadInformativos Telecinco/ Agencias

Planificar el menú, para apostar por una dieta rica y variada, calcular la cantidad a cocinar para no acumular sobras, evitar los picoteos mientras se está cocinando o sustituir las salsas industriales por las de elaboración casera son algunas de las pautas a llevar a cabo que la Consejería de Sanidad de Murcia ha detallado para las cenas y comidas con familiares y amigos durante la Navidad.

Desde la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones, aporta una serie de consejos para disfrutar de una Navidad saludable y evitar los excesos nutricionales, fruto de comidas familiares y reuniones con amigos.
El director general Manuel Molina afirmó que "los descuidos en la alimentación pueden tener una importante repercusión en la salud, contribuyendo al incremento de los niveles de colesterol, así como de la tensión y del peso", según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.
Durante estas fechas las comidas suelen ser más elaboradas, con abundantes salsas e ingredientes ricos en grasas. Además, como consecuencia de los encuentros familiares, suele haber una mayor relajación frente al consumo de alcohol y tabaco.
Molina ha afirmado que "es fundamental evitar el consumo de alcohol y de otras sustancias, sobre todo, en aquellos casos en los que se vaya a conducir para evitar posibles accidentes al volante".
Todos estos factores, señaló el director general, "nos hacen recordar a la población la importancia de cuidarnos para evitar crisis hipertensivas, descompensación en los pacientes diabéticos o diversas patologías digestivas como consecuencia de los excesos alimentarios".
Asimismo, ha subrayado que "determinadas patologías de carácter neurológico, como la epilepsia, pueden verse peligrosamente influenciadas por el consumo de alcohol o si no se descansa lo suficiente".
Entre las recomendaciones figuran, no saltarse ninguna de las comidas y evitar el ayuno; continuar realizando, como mínimo, 30 minutos de ejercicio físico a diario y controlar el consumo de alcohol.
Molina ha incidido en la importancia de realizar como mínimo una de las comidas en casa, y puntualizó que "no debemos caer en el error de llegar a la comida o a la cena con muchas horas de ayuno, porque esto se traducirá en un incremento del apetitito y en una absorción por parte del metabolismo más acelerada". 
OTRAS PRECAUCIONES: ETIQUETADO Y TEMPERATURA
La Dirección General de Salud Pública y Adicciones también aporta una serie de consejos a nivel doméstico para prevenir posibles problemas de carácter alimenticio como lavarse las manos con frecuencia antes de cocinar; o mantener separados los alimentos crudos de los cocinados (como lechuga y queso, carne fresca y chorizo, entre otros).
Asimismo, recuerda que los alimentos crudos es necesario lavarlos y/o cocinarlos antes de consumirlos. "Si se mezclan o juntan con alimentos cocinados listos para consumo podemos ocasionar un problema", añade. 

Igualmente, aconseja verificar la temperatura de conservación de los alimentos en casa y en restaurantes, ya que una temperatura mayor puede ocasionar que los gérmenes contaminantes se multipliquen y hagan el producto no apto para el consumo.
En los establecimientos, advierte que todos los expositores frigoríficos deben tener termómetros a la vista. Verificar que los alimentos refrigerados están entre cero y cinco grados centígrados, y los calientes por encima de los 65 grados. En caso contrario hay que sospechar de ellos. 
De la misma forma, aconseja "no fiarse de los chollos, las gangas y las ventas callejeras" ya que los alimentos deben tener sus garantías. "Si no se exigen, se convierte en responsable", añade.
Por último, aconseja advertir a los responsables de los establecimientos de las anomalías que se detecten. "Si no hacen caso y se considera conveniente, denunciar los hechos a la inspección de Salud Pública para que se adopten las medidas pertinentes (salimentaria.zoonosis@carm.es)".