Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado admite un "panorama complicado" en 2010 pero descarta recaídas

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que la economía española "comienza a mostrar signos de recuperación", aunque el panorama es "todavía complicado", y ha apuntado que en 2010 se producirá una "progresiva recuperación" del PIB sin "ningún descenso intertrimestral", aunque la inercia de la tasa interna hará posible que el valor medio anual sea "ligeramente negativo" y cierre el ejercicio en el -0,3 por ciento del PIB real.
A partir de 2011, ha indicado que la fase de recuperación será "más sólida", y se intensificará en los ejercicios posteriores hasta 2013, impulsada por las medidas del Gobierno, reformas estructurales en la Ley de Economía Sostenible y las medidas negociadas con los grupos de la oposición.
Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Salgado ha destacado la "positiva actitud" de todas las fuerzas políticas con las que el Ejecutivo mantiene un diálogo para alcanzar un acuerdo "lo más amplio posible contra la crisis", a pesar de las "diferencias" de algunos grupos. "Agradezco que espíritu que ha presidido las reuniones", ha incidido.
Salgado ha admitido la "difícil herencia" de la crisis en términos de destrucción de empleo y agotamiento del modelo productivo, pero ha asegurado que el Gobierno quiere abordar los "retos" de este escenario con la colaboración de las formaciones políticas.
Sus palabras han sido replicadas por el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, quien le ha reprochado que discrepan en lo "fundamental" sobre el diagnóstico económico, la subida del IVA, la política de contención de gasto público y la reestructuración del sector financiero. "Estamos en las antípodas", ha señalado Montoro, quien ha asegurado que el Gobierno socialista ha cometido un "inmenso error" que se "niegan a rectificar".
No retirará estímulos fiscales demasiado pronto

En cualquier caso, Salgado ha asegurado que el Gobierno no ha modificado sus previsiones para 2010 y 2011 respecto a la que hizo en mayo de 2009 y ha defendido que el "consenso" de organismos internacionales y analistas privados "vienen convergiendo" con las suyas, lo que implica que se abre una senda que hace necesaria una "retirada paulatina" de los estímulos fiscales aplicados hasta ahora. "No demasiado pronto", ha precisado.
Asimismo, ha augurado que se empezará a crear empleo a finales de año y a "absorberse lentamente" el desempleo, hasta alcanzar una tasa de paro del 15,5 por ciento en 2013, gracias entre otros factores a los "avances moderados" en costes laborales.
Salgado confía en una mejora y reequilibrio de la demanda pública y privada y de la productividad y competitividad de las empresas. "Con todo ello tendremos un patrón de crecimiento más equilibrado", incidió la vicepresidenta económica, quien no obstante señaló que el sector de la construcción residencial, pese a que "modera la magnitud de su descenso", mantiene un "elevado stock" que va a continuar limitando negociación de viviendas en 2010.
Plan de austeridad a las CCAA y ayuntamientos
Asimismo ha anunciado que el Gobierno convocará a comunidades autónomas y ayuntamientos para proponerles que en tres meses aprueben un plan de reestructuración del gasto publico similar al de la Administración General del Estado. "Van a haber sacrificios, pero van a contribuir a mejorar la situación de la economía", ha dicho.
Salgado ha defendido además que España cuenta con una "credibilidad absoluta" en lo que se refiere a su "disciplina fiscal" y aseguró que la deuda pública, que cerró 2009 en el 55,2 por ciento del PIB, va a mantener hasta 2014 unos "niveles muy gestionables", pese al repunte que experimentará, en cualquier caso inferior al de la media mundial.