Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado defiende unos Presupuestos "austeros" y "sin precedentes"

Tras presentar los Presupuestos Generales del Estado en la Cámara Baja ante José Bono en un "pen drive", la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha defendido que el Gobierno ha elaborado los Presupuestos "adecuados" para el actual momento económico, ya que se centran en combatir los efectos de la crisis sobre empresas y ciudadanos y sientan las bases de la recuperación económica.
En rueda de prensa en el Congreso, Salgado ha desglosado las cuentas públicas y ha asegurado también que los Presupuestos son "austeros" y que contemplan un esfuerzo en contención del gasto "sin precedentes", aunque mantienen y refuerzan la protección social.
Presión fiscal menor que 2004
Para justificar la reforma impositiva que incluye los Presupuestos, Salgado ha insistido en que la presión fiscal que soportarán los españoles en 2010 será, en cualquier caso, inferior a la que había en España en el año 2004, cuando el PSOE ganó las elecciones.
Durante la rueda de prensa, Salgado fue preguntada en varias ocasiones por el dato concreto de la presión fiscal, que no desveló, puesto que el dato sólo se obtiene cuando se logra el dato definitivo de PIB.
Para finalizar, Salgado ha afirmado que el impacto de la subida de impuestos (IVA, rentas del capital, eliminación de los 400 euros) no acercará en ningún caso a España a la media de los países de la UE (40 por ciento).
Ingresos y beneficios
Los ingresos no financieros del Estado para 2010 se elevan a 121.626,74 millones de euros, lo que supone un incremento del 21,1 por ciento respecto al avance de liquidación de 2009.
Por su parte, los beneficios fiscales tendrán un coste total en el año 2010 de 47.474,73 millones de euros, lo que supone un descenso del 22,8 por ciento sobre los previsto para el año en curso, en el que la cantidad asciende a 61.479 millones.
En el Impuesto sobre Sociedades, la magnitud de los beneficios fiscales se sitúa en 3.640,23 millones de euros, lo que representa el 7,7 por ciento del total.
Por último, el efecto de los beneficios fiscales en los Impuestos Especiales sobre los ingresos del Estado se estima para 2010 en 2.017,88 millones de euros, cantidad que supone un aumento del 31,8 por ciento respecto a la cifra consignada en el presupuesto precedente.
Más gastos sociales
Según los datos facilitados, el 51,6 por ciento del gasto de los Presupuestos de 2010 se destinará a políticas sociales, lo que se traduce en un total de 180.848 millones de euros, 6.636 millones más que en 2009.
El Gobierno destinará 16.490 millones a las prestaciones por desempleo, un 58 por ciento más que en 2009, y otros 7.782,52 millones para políticas activas de empleo, en los que se incluye la ayuda de 420 euros para los parados que se han quedado sin cobertura.
El proyecto de ley presupuestario, incluye asimismo una partida de 1.598 millones para la aplicación de la Ley de Dependencia, el 35,9 por ciento más que este año.
La política de pensiones estará dotada con 108.282,71 millones de euros, un 2,1 por ciento más que en este ejercicio. Las pensiones crecerán con carácter general un 1 por ciento y las mínimas entre el 2 por ciento y el 5 por ciento, con una media del 4 por ciento.
El Gobierno incrementa en 100 millones de euros la partida de Educación para 2010, que superará los 3.000 millones. Los fondos propuestos para becas aumentan cerca de un cuatro por ciento.
El Gobierno y la Casa Real con el mismo sueldo

El presidente del Gobierno percibirá en 2010 un sueldo de 91.982,40 euros, que se concreta en 7.665,2 euros mensuales sin pagas extraordinarias, lo mismo que viene cobrando desde enero de 2008. La congelación salarial también se aplica al resto de miembros del Gobierno y se extiende a la cúpula del Poder Judicial y de los órganos constitucionales.
Por tanto, las retribuciones de los altos cargos del Gobierno y sus órganos consultivos se mantienen en los mismos términos que en el ejercicio 2008.
Ello supone que los vicepresidentes del Gobierno, actualmente María Teresa Fernández de la Vega, Elena Salgado y Manuel Chaves, tendrán un sueldo anual de 86.454,36 euros, que se distribuyen en doce pagas de 7.204,53 euros, mientras que las retribuciones de los ministros se fijan en 81.155,04 euros (6.762,92 euros al mes).
Los secretarios de Estado y altos cargos de igual rango, por su parte, tendrán una retribución anual de 73.692 euros (6.141 euros al mes) y los subsecretarios y asimilados ganarán 64.606 euros en 2008, con un sueldo mensual de 5.383 euros.
Lo que sí baja es la dotación prevista para los ex presidentes del Gobierno, que pasa de 360.620 euros a 270.470 euros al año. La razón es que uno de ellos, Leopoldo Calvo Sotelo, falleció en mayo de 2008. Los otros tres, Adolfo Suárez, Felipe González y José María Aznar, seguirán recibiendo, de por vida, unos 90.000 euros anuales.
El presupuesto asignado a la Casa de su Majestad el Rey para el próximo año se congelará, con lo que esta partida se mantendrá en 8,9 millones de euros, idéntica a la contabilizada en 2009, según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010.