Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado asegura que el coste de las infraestructuras no afectará al déficit

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha afirmado que el coste de las infraestructuras que el Ministerio de Fomento retomará en 2011 no será "especialmente significativo" en términos absolutos, y ha asegurado que tampoco afectará al objetivo de déficit del próximo año, que sigue manteniéndose en el 6 por ciento del PIB para el conjunto de las administraciones públicas.
Salgado ha indicado que la estabilidad en las últimas semanas de los mercados financieros ha permitido al Gobierno contar con "un pequeño margen" en el presupuesto que se destinará a recuperar alguna de las obras que se habían suspendido por parte del Ministerio de Fomento.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha adelantado que en "10 ó 15 días" el Ejecutivo prevé "aliviar" el recorte en infraestructuras, con el fin de recuperar "algunas" iniciativas suspendidas que beneficien a la "mayoría" de las comunidades. Así, ha subrayado que este "alivio" será posible, "si como entiende el Gobierno", la estabilidad financiera permite un "margen" para los Presupuestos de 2011.
La titular de Economía ha señalado que la intención del Gobierno es llevar a cabo una "cierta redistribución interna" del gasto que permita destinar a infraestructuras una cantidad "algo mayor" que la prevista durante la elaboración del techo de gasto del Estado para el próximo año, pero siempre respetando el objetivo de déficit presupuestario.
Salgado ha apuntado que los "primeros números" que había elaborado el Gobierno de cara a los Presupuestos de 2011 se realizaron en un momento en que los mercados estaban en una situación "más inestable", pero que tras la publicación de los test de estrés de la banca española y tras ver que el sistema financiero español es "muy sólido", los mercados han entrado en una fase de "mayor tranquilidad y seguridad", lo que ha permitido contar con "algún margen adicional" que se destinará a infraestructuras.
Proyectos a retomar
La ministra ha añadido que será el propio Ministerio de Fomento el que concrete los proyectos que se van a retomar atendiendo a los criterios que considere más oportunos y que Hacienda se limitará a trasladar el presupuesto adicional con el que contará el departamento de José Blanco, si bien insistió en que no será "especialmente importante".
En cualquier caso, Salgado ha dejado claro que no existe ninguna relajación del cumplimiento del objetivo de déficit público, ya que sigue siendo "la prioridad número uno" del Gobierno, y ha atribuido el incremento de ayer del diferencial de la deuda española con el bono alemán a las noticias "negativas" sobre el sector financiero de Irlanda, a la caída de las rentabilidades de la deuda alemana y a que en el mes de agosto la liquidez es muy baja.
Por ello, ha rechazado que el anuncio realizado ayer por el presidente del Gobierno de destinar a infraestructuras una cantidad mayor a la prevista en 2011 vaya a suponer un empeoramiento de la deuda española, pese a que ayer marcó un diferencial máximo con el bono alemán desde la publicación de los test de estrés de la banca.
Finalmente, ha indicado que en materia económica el Gobierno tiene una prioridad que es crear empleo, pero que contempla una "prioridad anterior" que es reducir el déficit para después poder crecer mejor, dado que el empleo se crea no sólo con inversión, sino también con reformas estructurales.