Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado dice que España está envuelta en "un ataque al euro" y pide más coordinación a la UE para su defensa

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que las tensiones que viven los mercados, y que han llevado a la prima de riesgo de España a situarse por encima de los 300 puntos básicos, no están motivadas por su supuesta falta de solvencia, sino que van más allá y "son un ataque al euro". Por ello, ha demandado más coordinación de las instituciones de la UE para defender la moneda única.
Según ha dicho, España cuenta con un nivel de deuda de un 20% por debajo de la media de la UE y un coste de emisión de deuda en mínimos históricos, situado en el 3,60%. Además, ha remarcado que la cobertura de las emisiones del Tesoro Público sigue siendo suficiente para cumplir los objetivos de financiación.
En este sentido, Salgado ha insitido que las actuaciones que hay que llevar a cabo suponen más coordinación de las instituciones de la eurozona. Por parte de España, Salgado ha admitido que ha de cumplir los deberes, cumpliendo con los compromisos de reducción del déficit y de desarrollo de las reformas pendientes. "El Gobierno sabe cuál es su obligación. Vamos a seguir pensando en España y no en las próximas elecciones".
No hay reacción del Gobierno
Por su parte, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha asegurado que el Gobierno no puede reaccionar a fluctuaciones de uno o dos días en los mercados y que la acción debe centrarse en las políticas para mejorar los "fundamentales" de la economía a medio y largo plazo.
Campa ha señalado que, aunque todas las fluctuaciones van en la misma dirección, se deben también a una "percepción" de liquidez "bastante menor" que en situaciones normales de los mercados.
En este sentido, ha asegurado que son "turbulencias de corto plazo" y los mercados reaccionarán al "asentimiento" del Gobierno respecto a las reformas económicas prometidas. En este sentido, ha recalcado que el coste medio de financiación, que corresponde al "stock" de deuda, sigue siendo "muy, muy inferior" del coste marginal, que responde a la emisión de nueva deuda y es el que está siendo más afectado por la situación en los mercados.
Por este motivo, ha asegurado que el argumento de que compensa más pedir un rescate que seguir acudiendo a financiarse en los mercados ante el aumento del coste de las emisiones "no es válido" para España, que goza de una situación de Tesorería "muy cómoda".
No prevé sustitución entre deuda pública y privada
En este sentido, ha recordado que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ya ha anunciado que se mantendrían las subastas programadas, pero el Estado "no tiene necesidad de tesorería para finalizar el año", porque la ejecución presupuestaria hasta octubre ha ido "mejor de lo previsto" y la campaña de financiación desarrollada hasta ahora ha sido "muy buena", por lo que el resultado se destinaría de cara a 2011.
El rendimiento del bono español ha superado los 300 puntos básicos a media mañana. No obstante, unos minutos después, el diferencial entre el bono español y el alemán se ha relajado hasta los 279 puntos básicos. Y ello después de que el rendimiento del bono español se situara en el 5,488%, mientras que el alemán lo hacía en el 2,692%. Ahora supera los 290 punto s básicos.
El precio de estos bonos, que suele evolucionar en sentido contrario a su rentabilidad, se ha situado en el 95,19% para el español y en el 98,31% para el germano. Pese a ello, el diferencial se mantenía por encima del registrado en la apertura del mercado, cuando marcaba 269 puntos básicos.