Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia especula con la colaboración de Al Qaeda en los atentados

Atentados en MoscúCNN+/Cuatro
Se trata de la última hipótesis sobre quién está detrás del doble atentado que aterrorizó este pasado lunes a Moscú. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, ha especulado con la posibilidad de que milicianos islamistas refugiados en la frontera entre Afganistán y Pakistán hayan participado, lo que abriría la puerta a que miembros de Al Qaeda hubiesen ayudado a radicales islámicos del Cáucaso Norte, principales sospechosos de la matanza.
Preguntado por la posibilidad de que existiese alguna implicación internacional en los atentados de este lunes, Lavrov no negó esta opción. No mencionó directamente a Al Qaeda, pero si se refirió explícitamente a un habitual feudo de la red terrorista que lidera Osama Bin Laden.
Algunos dirigentes rusos ya habían especulado con la posibilidad de que redes de insurgentes de las regiones de Chechenia, Ingushetia o Daguestán tuviesen algún tipo de relación con Al Qaeda, aunque otras fuentes niegan cualquier credibilidad a estas afirmaciones.
Un muerto más por los atentados
El balance de víctimas mortales del doble atentado suicida registrado en el metro de Moscú ha ascendido a 39, después de que una mujer herida de gravedad falleciera en el hospital en las últimas horas.
Además, el doble atentado, obra presuntamente de dos mujeres suicidas, dejó 84 heridos, 71 de los cuales siguen ingresados a estas horas en hospitales de la capital, cinco de ellos en estado crítico.
Entretanto, las autoridades de Moscú han decretado este martes como día de luto por las víctimas del doble atentado ocurrido en plena hora punta en las estaciones de Lubianka, junto a la sede de los servicios secretos, y Park Kulturi, en un breve lapso de tiempo.
Más seguridad en Nueva York y Washington
Mientras, las autoridades de Washington y Nueva York han aumentado la presencia policial en sus respectivos sistemas de transporte público como medida de precaución tras el doble atentado perpetrado contra el metro de Moscú.
La Policía de Nueva York ha duplicado el número de patrullas para proteger el suburbano de la ciudad y ha reforzado su presencia en otros medios de transporte público. Por otro lado, en Washington se enviaron a diversas estaciones de metro escogidas al azar unidades policiales con perros rastreadores de bombas y a estaciones de tren.