Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubén Castro no pagará hoy los 200.000 euros que le pide el juez

Siete agresiones y un delito de amenazas. Por estos delitos la Fiscalía y la acusación particular piden entre 4 y 8 años de prisión para el delantero del Betis. Todo saltó en mayo de 2013 cuando, después de un partido, Castro y su ex se enzarzaron en una discusión. Ella le denunció al día siguiente por maltrato y presentó un parte de lesiones. El futbolista fue detenido al dia siguiente y puesto en libertad con cargos con una orden de alejamiento. La Audiencia en su escrito de apertura de juicio oral habla de "relación conflictiva", con actitudes de "control, celos y agresiones" y de frecuentes "actos de violencia" hacia ella.