Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba: "Era el comando más importante que le quedaba a ETA"

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha vaticinado este viernes que en la lucha contra el terrorismo "estamos más cerca del final" tras la desarticulación esta semana de 'comando Otazua' que, ha dicho, "era el más importante de todo lo que le quedaba a ETA".
Así lo ha asegurado el ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ha destacado la importancia de la detención de cuatro presuntos etarras esta semana, que ha permitido esclarecer algunos de los atentados más graves perpetrados tras la ruptura de la tregua de ETA en 2006.
Preguntado si el 'comando' desmantelado estaba preparado para romper el actual alto el fuego a medio plazo, Rubalcaba ha confirmado que los arrestados tenían en su poder información sobre posibles objetivos, entre ellos un juez, un ertzaina, casas del pueblo y edificios oficiales, elaborada eso sí, hace ya unos años.
Según ha explicado, los arrestados han reconocido a la Guardia Civil que la dirección de ETA les pidió que confirmaran los datos disponibles sobre el juez y el ertzaina, aunque rechazaron atentar contra ambos por la "dificultad" que entrañaba la operación.
Un comando experimentado
El titular de Interior también ha insistido en que se trataba de un comando experimentado, integrado por miembros 'legales' (no fichados por la Policía) y, por tanto, muy difíciles de localizar, lo que a su juicio refuerza la relevancia de la operación.
Asimismo, ha destacado que estas detenciones han permitido esclarecer un buen número de atentados, cuya autoría han confesado los propios arrestados, entre ellos los que costaron la vida al policía Eduardo Puelles y al brigada del Ejército Luis Conde de la Cruz.

Según Rubalcaba, de las acciones terroristas cometidas tras la ruptura de la última tregua de ETA, ya solo queda por esclarecer la autoría del atentado cometido en julio de 2009 en Mallorca, en el que murieron dos guardias civiles.
El jefe del comando se autolesiona
Hasta dos veces se ha intentado autolesionar uno de los presuntos terroristas detenidos el martes. Daniel Pastor, considerado presunto jefe del comando, se ha golpeado este viernes en la cabeza mientras que el jueves lo hizo en los nudillos al dar un fuerte puñetazo contra una mesa. Pastor ha sido atendido en el hospital y trasladado a dependencias judiciales.