Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba califica a los autores del atentado de "asesinos, salvajes y enloquecidos"

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha condenado el brutal atentado y ha calificado a sus autores de "asesinos, salvajes y enloquecidos". Además, ha incidido en el hecho de que en esta ocasión los terroristas no han atentado sólo contra la Guardia Civil, sino también contra sus mujeres o maridos y sus hijos e hijas.
En concreto, el ministro ha detallado que en la Casa Cuartel dormían en el momento de la explosión, sobre las 4.00 horas de la madrugada, 120 personas, de las que 41 eran niños, lo que, a su juicio, le da un aspecto "especialmente canalla", porque "han podido morir" por la dimensión de la bomba.
El ministro no confirmó la cantidad de explosivo de la furgoneta, ya que la investigación "no ha hecho más que empezar", pero asegura que se trataba de "una bomba muy potente".
¿Relación con el aniversario de ETA?
Además, al ser preguntado por si este atentado podría tener alguna relación con el 50 aniversario de la banda terrorista, Rubalcaba ha apuntado que los terroristas "no estaban pensando en celebrar nada", sino que tiene más que ver "con su estrategia de violencia sostenida y enloquecida".
"Está más bien en esa estrategia que en ninguna otra, pero vaya usted a saber lo que le pasa por la cabeza a un asesino salvaje y enloquecido", indicó.
"
Los demócratas sabemos que cuando nos enfrentamos a ETA nos enfrentamos a unos asesinos, salvajes y enloquecidos, lo que no les hace más fuerte pero sí mas peligrosos", concluyó Rubalcaba.
Visita la zona del siniestro

El ministro de Interior ha visitado la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Burgos para comprobar de primera mano los daños provocados por la explosión de la furgoneta bomba colocada por la banda terrorista ETA, donde pudo ratificar la dimensión de la deflagración por el "cráter" que se generó en la zona.
Rubalcaba llegó a Burgos en torno a las 10.30 horas. En la puerta de la Casa Cuartel le esperaban el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, además del alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio; el delegado territorial de la Junta, Jaime Mateu; el presidente de la Diputación, Vicente Orden Vígara; la subdelegada del Gobierno, Berta Tricio, y los concejales de Seguridad Ciudadana y Fomento, Gema Conde y Javier Lacalle, respectivamente.