Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba reprocha al PP que defienda la política "de cabezazos" ante Marruecos

En una entrevista a la Cadena Ser, El ministro ha asegurado que las relaciones bilaterales son "excelentes" y los "incidentes" de las últimas semanas se han resueltos y forman parte "del pasado" al quedar claro que España y Marruecos con países vecinos, amigos y aliados con retos comunes y una cooperación "estratégica".
Considera por ello "inconveniente" la visita a Melilla de Aznar, un ex presidente al que se presupone prudencia y respaldo al Gobierno aunque ya no lo presida, pero que en este caso tiene "la mala costumbre de hablar mal del Gobierno, dentro y fuera de España. Dentro es malo, fuera es peor", ha alertado. Además, dado que Aznar conoce "perfectamente" la relación con Marruecos, el ministro no contempla la posibilidad de que Aznar no supiera que con esa visita "no ayudaba para nada" a las gestiones emprendidas por el Gobierno para resolver un episodio que, de hecho, en ese momento ya estaba "casi cerrado".
La conclusión del ministro es que existen dos formas de concebir las relaciones internacionales y, en particular, la relación con Marruecos, "o con la cabeza, o a cabezazos. Nosotros creemos que es mejor emplear la cabeza, y parece que al PP le gusta mucho más la política de los cabezazos", a pesar de que la experiencia permite concluir que la aplicada en los últimos años es "más útil" para los intereses de España. "Yo creo que es el criterio que deberíamos que hay que utilizar. Yo lo utilizaría, pero al final aquí la gente vota. Todo el mundo ha hecho lo que tenía que hacer", ha añadido.
Rubalcaba cree que el "mayor activo" de Gómez es haber dicho 'no' a Zapatero
El ministro del Interior y miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado este miércoles a favor de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, como candidata socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid porque es "la mejor" y porque el "mayor activo" del secretario general del PSM, Tomás Gómez, es "haber dicho que 'no' a Zapatero", pero, a su juicio, si gana las primarias eso se convertirá en un "pasivo" y una "rémora" para el partido y para él.
Rubalcaba ha asegurado que él hubiese seguido las indicaciones del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, para dejar paso a otro candidato, porque de lo contrario puede derivarse "lo que está pareciendo, que es que el mayor activo de Tomás Gómez, aunque él no lo quiere y me consta que no lo quiere, es ser el hombre que dijo 'no' a Zapatero".
"El otro día en un programa de televisión se le presentó así: 'El hombre que dijo 'no' a Zapatero'. Eso seguro que él no lo quiere. Es verdad que de su decisión política se deriva esa consecuencia, lo quiera o no, y ese es su mayor activo. Estamos viendo a gente que le jalea, y de la gente que le jalea, muchos porque le quieren y muchos porque no quieren a Zapatero, y eso pasa fuera del partido y dentro del partido", ha manifestado. "Ese es su mayor activo, pero el activo de ser el hombre que dijo 'no' a Zapatero es un activo hoy -es un activo relativo- pero si un día gana las primarias es un pasivo, es una rémora para él y para el partido", ha considerado.
"Yo me habría retirado"
"Por eso yo hubiese dicho que sí (a retirarme). Aparte de que para mí el secretario general del partido es alguien a quien hay que respetar. Yo tengo esa idea, quizás porque yo entré en el partido hace muchísimos años, cuando las cosas no se hacían así. Y es que en el PSOE no siempre se han hecho así las cosas, no siempre ha habido primarias. Entonces había 'ordeno y mando', ahora no, ahora hay este proceso", ha planteado el ministro.
A su juicio, la dirección nacional de PSOE ha actuado correctamente con Gómez y éste debería haber reculado en un "ejercicio de responsabilidad". "No concibo a la dirección política de un partido sin ejercicios de responsabilidades. Luego hay varios candidatos, deciden los militantes, pero la dirección tiene la obligación de decirle al responsable político de Madrid: "Oye, tenemos esto. Esta es la situación, ¿qué hacemos? Nosotros, en este momento, creemos que esta persona es mejor. ¿Te parece bien?", ha expuesto.
"Ha hablado el presidente del partido, y el vicesecretario general y le han dicho 'Tomás, esta es la situación, creemos que es mejor que vaya otra candidata que está mejor situada, que es más fácil que gane, que está mejor en la opinión pública'; lo que no significa marginar a nadie, ni humillar a nadie. Es lo contrario, es integrar, es sumar", ha defendido.
"La vida política da para mucho y creo que esa es la obligación del secretario general. Creo que se ha hecho con exquisito cuidado y ahora Tomás ha decidido presentarse, está en su derecho. Vamos a primarias", ha explicado Rubalcaba, para quien todo el proceso "se ha gestionado perfectamente". "Se ha dialogado sin voluntad de marginar y poniendo sobre la mesa unos datos que se tenían, tratando de hacer lo mejor para el partido. Esa es la obligación de la dirección, y digo nuestra, porque soy de la ejecutiva federal", ha recalcado.
"Me he planteado muchas veces qué hubiese hecho yo. Si a mi me llama el secretario general de mi partido y me dice: 'Alfredo, ésta es la situación. ¿Te parece dar ahora un paso atrás y seguir en la dirección del partido? Porque no se trata de marginar a nadie, sino al contrario de sumar, yo, francamente, yo hubiese dado un paso atrás. Hubiese dicho 'sí' porque esta persona puede ser mejor y yo hubiese seguido de secretario general porque la vida política da para mucho, y cuando se tienen pocos años muchísimo más", ha señalado.
"Forma óptima" y "la mejor"
Por otra parte, el ministro ha defendido a Jiménez "no por las encuestas", sino porque cree que ella "está en un momento óptimo de su carrera política". "En una forma óptima, si se me permite la expresión cuasifutbolística. Es una persona muy dialogante, lo cual en Madrid viene muy bien. Los dos precandidatos, Trini y Jaime Lissavetzky son dos personas muy dialogantes y en Madrid es muy importante introducir buenas dosis de diálogo político", ha agregado.
"Luego Trini tiene el empuje que tenía cuando fue candidata al Ayuntamiento, y tuvo unos buenos resultados; la experiencia de oposición en el Ayuntamiento; la experiencia de gobierno en un tema tan complejo como las relaciones exteriores; la gestión sobresaliente del Ministerio de Sanidad, más la cercanía, que la convierten en una candidata óptima, que significa que es la mejor", ha considerado.
La situación en el País Vasco
El ministro ha querido hablar sobre los incidentes en el País Vasco en las últimas fechas: "La violencia callejera en el País Vasco, el repunte, si es una actividad organizada o locales, ya se hablará ya que están los cuerpos policiales ahora mismo investigando. Me cuesta creer que aparezcan como hechos aislados".
Ha señalado que "son ejercicios de violencia, es irrelevante que se apellide de 'callejera'. Hay formaciones políticas que están pronunciándose a favor del uso de la política para tratar los conflictos, es hora de que se hable claro, uno de los principales problemas es la falta de claridad".