Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba visita Afganistán para apoyar a las tropas españolas

En un avisón Hércules procedente de Herat, Rubalcaba ha tomado tierra en la localidad situada en la región de Badghis, donde a su bajada del avión ha sido recibido por el gobernador local. Posteriormente, visitará un hospital de campaña y realizará un acto militar en la base donde están destacados los militares y guardias civiles españoles.
Rubalcaba mostrará un especial interés por la situación de los agentes del Instituto Armado integrados en esta misión internacional. El ministro del Interior realiza este viaje cuatro meses después del último atentado terrorista con víctimas mortales españolas en Afganistán en el que fallecieron dos guardias y su traductor de nacionalidad española.
Fue el pasado 25 de agosto cuando el chófer de un mando de la policía afgana abrió fuego contra un grupo de guardias civiles que participaban en labores de formación de las fuerzas de seguridad locales y acabó con la vida de dos agentes, José María Galera Córdoba y Abraham Leoncio Bravo Picallo, y el intérprete de nacionalidad española Ataola Taefik Alili.
Con Rubalcaba viaja el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho; el director general de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, y el director Adjunto de la Guardia Civil, Cándido Cardiel. Además en la comitiva también viaja el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), José Julio Rodríguez.
700 Militares extranjeros muertos en Afganistán
El número de tropas extranjeras fallecidas en Afganistán en 2010 asciende a 700 tras la confirmación de la muerte de un soldado de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) en el sur del país. Esta muerte se suma a las otras dos registradas el sábado, en el que un soldado murió tras pisar una mina, también en el sur del país, y otro falleció tras un ataque insurgente en el este de Afganistán.
Esta cifra supera ampliamente las 521 muertes de 2009, que suponían la peor cifra desde el comienzo de la guerra, pero el aumento de operaciones contra los talibán ha incrementado los actos de insurgencia en los últimos 18 meses.
Cerca de 2.270 tropas extranjeras han muerto desde 2001, siendo estadounidenses cerca de dos tercios de ellas. Las fuerzas afganas han sufrido muchas más bajas, pero no se tienen datos exactos sobre el número total.
Las muertes de estos tres soldados han ocurrido dos días después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, haya publicado una revisión sobre la estrategia en esta guerra, altamente impopular en el país. La canciller alemana, Angela Merkel, ha hecho una visita sorpresa a las tropas de su país este sábado.
Recrudecimiento de la violencia
La violencia se encuentra en sus niveles máximos desde que los talibán fueron expulsados del poder en 2001 y las cifras de muertos civiles y militares están en cifras récord pese a la presencia de cerca de 150.000 tropas extranjeras en el país.
La insurgencia se ha extendido en los últimos dos años desde sus regiones tradicionales en el sur y en el este hacia zonas anteriormente tranquilas en el norte y el oeste, forzando a las tropas de la OTAN a pasar a la ofensiva. Obama ordenó el envío de 30.000 soldados al país asiático hace un año para reforzar los efectivos.

Los líderes de la OTAN acordaron en la cumbre del mes pasado en Lisboa terminar las operaciones y pasar las responsabilidades en materia de seguridad a las fuerzas afganas a finales de 2014, aunque Obama ha prometido que comenzará la retirada de tropas en julio de 2011.