Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roban un camión que transportaba obras de arte valoradas en cinco millones de euros

Un camión que transportaba obras de arte de Picasso, Chillida, Saura, Tapies, Botero y Julio González, entre otros artistas, valoradas en cinco millones de euros, fue robado el pasado sábado en una nave de un polígono industrial de la localidad madrileña de Getafe.
Según publica hoy el diario El Mundo y ha confirmado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, el camión fue sustraído por tres personas encapuchadas, que aparecen en la grabación de una cámara de seguridad, que forzaron la puerta de la nave industrial pero se encontraron las llaves del vehículo puestas.
Dichas fuentes han indicado que la investigación sigue abierta pero está bastante avanzada después de que el martes pasado se localizase el camión, vacío, y fuese analizado, aunque aún no se ha practicado ninguna detención.
Por el momento sólo ha declarado ante la policía el conductor del camión, un hombre de nacionalidad rumana, según publica el diario ABC, sin que haya trascendido el contenido de su declaración.
22 pinturas
Alrededor de 22 de las obras de arte regresaban desde la galería Stephan Ropkë de la ciudad alemana de Colonia hacia las galerías españolas que las habían prestado: Nieves Fernández, Fernando Pradilla, Juan Gris y la propia Arnés & Ropkë en Madrid, y Senda y Oriol en Barcelona.
Una de las obras robadas, del autor vasco Eduardo Chillida, está valorada en dos millones de euros, según indicaron fuentes cercanas al caso. Las piezas que iban en el camión objeto del robo iban destinadas a diferentes galerías de arte.
Sin seguro
Mientras éstas sí estaban aseguradas, el vehículo transportaba otro conjunto de piezas que carecían de seguro, según recoge el diario.
El hecho de que el camión tuviera las llaves puestas y la suposición de que los ladrones sabían que acababa de regresar de Colonia con las obras de arte, hace presumir a la policía que se trata de un robo por encargo preparado con ayuda de algún cómplice dentro de alguna de las empresas implicadas en el traslado.
La investigación la llevan el Grupo XXI de la Brigada Provincial de Policía Judicial y la Brigada de Patrimonio Histórico de la Comisaría General de Policía Judicial, que mantienen su investigación en secreto.