Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Riesgo extremo de incendio en las próximas 48 hora

La oleada de incendios que sacude España desde el comienzo del verano ha causado 7 muertos y llevado a detener a 7 personas en Soria, Málaga, Alicante y Huelva.
Josep Ramón Mora ha especificado que esta situación excepcional extendida al 90 por ciento de la comunidad, excepto en el extremo norte-occidental, ha provocado ocho incendios, además del de Horta de Sant Joan (Tarragona) en las últimas horas. De ellos, todos menos uno están "en fase de control".
Asimismo, ha solicitado arar los campos próximos a zonas urbanas para evitar la propagación de posibles incendios a las zonas más habitadas.
En Tarragona
Entre estos incendios sigue activo el que devasta los montes de Horta de Sant Joan, en Tarragona, que ya ha arrasando 1.100 hectáreas a su paso y que acabó con la vida de cuatro bomberos. Sus familias están destrozadas. Y es que este jueves se han celebrado los funerales de tres de ellos. Familiares, vecinos y amigos han acompañado los féretros hasta la iglesia.
En la zona del incendio trabajan, en estos momentos, 85 dotaciones terrestres y 21 efectivos aéreos. Todos sus esfuerzos se centran ahora en conseguir que las llamas no salten a la carretera T 330. Quieren evitar que el fuego se extienda por una zona de barrancos próxima al municipio de Prat de Comte.
El principal enemigo sigue siendo el viento de poniente que no ha dejado de soplar en las últimas horas y que, según las previsiones, seguirá soplando en esta jornada. Los bomberos hacen frente pues a las peores circunstancias posibles: mucho viento, mucho calor y muy poca humedad.
Otros incendios
Por otra parte, el incendio que se originó en Garbajosa, Guadalajara, y que se extendió a la provincia de Soria está ya controlado. Las tareas se centran ahora en perimetrar la zona.
La falta de viento está ayudando en las tareas de extinción. 90 efectivos con 21 vehículos de bomberos trabajan en la zona desde primera hora de este jueves. En las labores de extinción colaboran también efectivos de la unidad militar de emergencias con medios aéreos. La Generalitat ha ordenado la incorporación de 150 efectivos terrestres y 13 aéreos.
Y el incendio desatado en la localidad alicantina de la Vall D?Alcalà avanza hacia diferentes poblaciones.
Habrá que esperar 100 años
El Colegio oficial de Ingenieros Técnicos Forestales mantiene unas "previsiones muy negativas" en cuanto a los incendios que se producirán este verano, ya que, aunque no se produjeran más fuegos, "a día de hoy ya se han quemado más hectáreas que en todo 2008".
Los montes que está arrasando el fuego este verano en España tendrán que esperar hasta 100 años para volver al estado en que se encontraban con anterioridad.
Fuegos en Europa
En Marsella un incendio ha arrasado más de 1.000 hectáreas de bosque. El incendio está a estas horas controlado, pero por precaución aun no han vuelto a sus casas las más de 300 personas que fueron desalojadas. Los bomberos siguen trabajando en la zona, a la espera de que cese el viento. Las autoridades sospechan que el fuego se propagó como consecuencia de un unos ejercicios de tiro que se realizaron en el campo de entrenamiento militar de Carpiagne, entre las localidades de Marsella y Cassis. De momento el responsable de los ejercicios, ha sido suspendido de sus funciones.
Y también en a las autoridades han tenido que desalojar dos pueblos de la isla de eubea, a 200 kilómetros de Atenas. El fuego está localizado en una zona boscosa, pero hay un gran riesgo de que los fuertes vientos extiendan las llamas hasta las zonas pobladas.
En la extinción participan al menos cuatro aviones. La localidad de Mandraki, en el norte de la isla, y el bosque Strofilias, protegido por un proyecto conservacionista de la Unión Europea, en la prefectura de Ilias, concentran la atención de los bomberos y protección civil. Ambos lugares fueron escenario de unos graves incendios en 2007: murieron más de 60 personas.