Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey y Zapatero se han reunido en Mallorca para el segundo despacho del verano

El rey y Zapatero se reúnen en MallorcaCuatro/CNN+
Este encuentro ha tenido lugar al día siguiente de que Rodríguez Zapatero presidiera la reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, en la que el jefe del Ejecutivo ha abordado con varios ministros y secretarios de Estado las perspectivas de la política económica ante la reanudación del curso parlamentario y la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2011.
Rodríguez Zapatero acudió a Marivent en torno a las 18.45 horas para reunirse con don Juan Carlos por segunda y última vez este año en la residencia veraniega de la Familia Real, donde el jefe del Estado y el del Ejecutivo celebraron un primer despacho el pasado día 10, tras el que el presidente del Gobierno ofreció una conferencia de prensa. Don Juan Carlos ha recibido al jefe del Ejecutivo al pie de las escaleras de acceso a su residencia estival, donde ambos han posado para los periodistas gráficos antes de comenzar su reunión.
Durante el despacho, el presidente y el Rey, máximo representante del Ejército español, han abordado el fatídico atentado perpetrado en Afganistán que acabó con la vida de dos guardias civiles y su intérprete, así como otros asuntos de máxima actualidad, como la liberación, tras 267 días de cautiverio, de los cooperantes Roque Pasqual y Albert Vilalta.
El primer despacho que celebraron este verano en Mallorca el Rey y el jefe del Ejecutivo duró una hora y la reunión estuvo centrada en las perspectivas de la situación económica y laboral tras las medidas promovidas por el Gobierno a partir de mayo. Según explicó tras el encuentro, Rodríguez Zapatero aseguró a don Juan Carlos que ya están dadas las condiciones para poder consolidar la recuperación económica de España, pese a que el crecimiento previsto para el tercer trimestre es peor que el del segundo, y le comunicó que el Gobierno recuperaría algunas de las inversiones en infraestructuras inicialmente suprimidas.
Entonces, Zapatero anunció la "recuperación en la mayoría de las comunidades autónomas" de algunas de las 231 inversiones estatales, valoradas en 9.626 millones de euros, que habían quedado suspendidas o aplazadas entre uno y cuatro años, en el marco de las medidas adaptadas para reducir el déficit.