Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey pide a Morales unas "reglas claras" para las empresas que inviertan en Bolivia

El Rey y MoralesReuters
El Rey, durante su encuentro con el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha declarado que "unas reglas claras y una política económica despejada de incertidumbres" facilitarán la permanencia de las empresas españolas en el país sudamericano. Don Juan Carlos ha pronunciado estas palabras durante el brindis de la cena ofrecida en honor del mandatario bolivariano, con motivo de su primera visita oficial como presidente a España.
También ha resaltado que la importante presencia de empresas españolas en Bolivia demuestran la voluntad de contribuir al progreso y al desarrollo del país. Sin embargo, Morales ya había mandado un aviso por la mañana, durante su intervención en el Fórum Europa: "Las empresas extranjeras que quieran invertir en Bolivia son bienvenidas, pero tienen que respetar las normas bolivianas. Queremos socios, y no dueños".
Respecto a las relaciones entre Iberoamérica y Europa, el monarca ha expresado su deseo de intensificarlas a partir del próximo 1 de enero, día en el que España asumirá la presidencia de la Unión Europea.
Antes de terminar, el Rey ha felicitado al presidente y al pueblo boliviano al cumplirse 200 años de la independencia y ha asegurado que "España acompañará y colaborará con las naciones iberoamericanas en las conmemoraciones de su nacimiento como repúblicas independientes".
Apretada jornada
Evo Morales ha tenido una jornada muy apretada. Por la mañana participó en el Fórum Europa, donde tuvo un lapsus al recordar la cena que había mantenido con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, al que se denominó erróneamente como "canciller de la República de España".
Durante el acto destacó que no tolerará a ninguna empresa que pretenda ganarse su favor con donaciones para apoyar su campaña electoral, ni que financie a sus detractores con fines conspirativos.
El mandatario boliviano también quiso visitar el Congreso, donde su presidente, José Bono, le ha recibido con la tradicional bandera boliviana y con la enseña multicolor de los pueblos indígenas ('whipala'), uno de los nuevos símbolos oficiales del país andino.
Al término de su visita al hemiciclo, Morales acudió a un almuerzo donde se reunió con Cayo Lara, coordinador general de Izquierda Unida. El político español le aseguró que su partido reclamará al Gobierno "medidas factibles y justas para solucionar la situación de los miles de inmigrantes que se encuentran en situación irregular en nuestro país".
Para cerrar su visita a España, el mandatario sudamericano se entrevistará este martes con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. De esa reunión se pretende obtener acuerdos que sirvan para que los bolivianos residentes en nuestro país puedan votar en las elecciones municipales y para combatir el narcotráfico.