Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Revilla visita la Moncloa por Navidad

El presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, ha recibido este martes, en el Palacio de la Moncloa al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que una vez más ha llegado en taxi y ha entregado al jefe del Ejecutivo una bolsa con productos típicos de su comunidad. Quesos, ventresca, miel y sobaos, es lo que ha tocado este año.
Rodríguez Zapatero ha salido a recibir a Revilla, y tras darse la mano, el presidente cántabro ha preguntado al presidente del Gobierno si quería saludar al taxista, quien tras bajarse de su vehículo ha saludado afectuosamente a Zapatero. Tras una breve charla, el taxista ha abierto el maletero de su coche y ha sacado una bolsa de color verde en la que se podía leer el eslogan del Gobierno regional "Cantabria Infinita".
Miguel Ángel Revilla, asegura que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha reiterado en la reunión, el compromiso del Gobierno para que la alta velocidad conecte la comunidad autónoma con Madrid y Bilbao en el año 2015. Aunque Revilla reconoce que en el encuentro no se cerraron nuevos acuerdos, celebra que el Ejecutivo mantenga las fechas previstas para el AVE.
El presidente cántabro ha agradecido a Zapatero la atención que presta a la comunidad y asegura que él cree en los compromisos del presidente del Gobierno, "que nunca ha fallado". "En 2015 Cantabria tendrá dos AVEs, a Madrid y a Bilbao, lo importante es señalar fechas", ha insistido.
Más de 100 millones para el desfase del Hospital de Valdecilla

En el encuentro, Zapatero y Revilla también han abordado la situación del hospital de Valdecilla y, según el presidente autonómico, el jefe del Ejecutivo ha garantizado el compromiso del Gobierno de hacerse cargo del desfase, que aunque todavía se debe cuantificar "superará con mucho los cien millones de euros". "Jamás una promesa de Zapatero ha dejado de cumplirse", ha insistido Revilla.
Comillas será la elegida y los ganaderos vivirán mejor
Zapatero ha confirmado además en el encuentro que la cumbre entre la Unión Europea y Méjico se celebrará en Comillas durante la presidencia española de la UE y ha trasladado a Revilla su intención de defender una retribución "justa" para los ganaderos lácteos. "Ahora se está pagando 0,25 euros el litro de leche, un precio escandalosamente pornográfico", ha denunciado.
"Sugerencias y opiniones" a Zapatero
El presidente cántabro ha tenido también oportunidad de trasladar a Zapatero algunas "sugerencias y opiniones" y ha abordado la situación económica, respecto a la que ambos coinciden en que en 2010 pueden producirse los primeros síntomas de recuperación. A juicio de Revilla, el Estado debe centrarse ahora en la obra pública para generar empleo y capital. "Le he recomendado que no le tiemble la mano a la hora de firmar a Blanco proyectos, trenes y autovías", ha confesado.
Además, ha defendido la necesidad de reformar el sistema productivo y ha afirmado que España tiene la oportunidad de liderar el sector de las energías renovables gracias "al sol, el mar y el viento". Respecto a la energía nuclear, recuerda que él siempre estuvo en contra, pero ahora señala como un "peligro" rechazar este tipo de energía "no contaminante" cuando además otros países sí que la aprovechan.
El presidente de Cantabria también ha aprovechado la oportunidad para reivindicar la necesidad de un "pacto urgente" en educación y ha recomendado replantearse la formación. "A lo mejor no hay que tener a todos los hijos con carrera", reflexiona antes de confesar que ninguna de sus dos hijas mayores han acudido a la universidad y propone promocionar la formación profesional.
Revilla advierte al PP
Miguel Angel Revilla, ha advertido al PP de que está cayendo en un "error" al decir "no a todo" lo que propone el Gobierno y recuerda que "está en juego el futuro de España". "Ya sabemos que la política es muy puñetera y al rival ni agua, pero hay que recordar que es un rival político y no el enemigo", ha defendido.