Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

República Checa ratifica el Tratado de Lisboa

El presidente checo Vaclav KlausReuters
"Hoy a las tres de la tarde (14.00 GMT) he firmado el Tratado", ha asegurado presidente checo, Vaclav Klaus, en una breve comparecencia en el Castillo de Praga, aunque ha recalcado que no comparte el contenido del documento y disiente de la decisión del Constitucional checo de rechazar el recurso.
El Tribunal Constitucional de la República Checa había rechazado poco antes el recurso presentado por un grupo de senadores conservadores contra el Tratado de Lisboa, con lo que se despeja el último obstáculo para su aprobación.
El presidente del tribunal, Pavel Rychetsky, anunció dicha decisión minutos después de comenzar una audiencia sobre la apelación.
El jurista ha indicado que el texto comunitario "no contradice la Constitución de la República Checa", con lo que se rechaza la argumentación de los senadores euroescépticos de que el Tratado de Lisboa limitaría la soberanía del país, al traspasar importantes competencias a los órganos comunes de la Unión Europea (UE).
Sobre la Carta de Derechos Fundamentales
La magistratura checa también ha estimado que "no ve que la incorporación de la Carta de Derechos Fundamentales al derecho primario de la UE contravenga la Carta Magna".
La República Checa quedó, sin embargo, eximida de dicha Carta en el reciente Consejo Europeo celebrado en Bruselas, ya que esa era la condición del presidente del país, Vaclav Klaus, para firmar el Tratado de Lisboa.
Vía libre al Tratado
La República Checa es el único de los 27 socios comunitarios que aún no había ratificado el documento que reformará las estructuras de la UE.
El Parlamento checo ya aceptó el texto hace meses, pero Klaus esgrimió hasta la fecha distintos motivos para no firmarlo.