Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repatriación del soldado fallecido en Afganistán

Mueren dos españoles en Afganistáncuatro.com
Un avión del Ejército del Aire trasladará hasta el aeropuerto de Zaragoza los restos mortales del soldado español Christian Quishpe Aguirrede, de 24 años y fallecido este viernes al ser atropellado por un vehículo en la base española de Herat, según informaron fuentes del Ministerio de Defensa.
El avión militar partió el pasado viernes con destino a la Base de Apoyo Avanzado (FSB) de Herat, en Afganistán, para repatriar el cuerpo del soldado español, oriundo de Ecuador y que ingresó en el Ejército español en 2005.
Está previsto que el avión del Ejército del Aire que repatría los restos mortales de Christian Quishpe Aguirrede, que en la actualidad estaba destinado en el Grupo Logístico de Montaña número 1, con sede en Huesca, aterrice a lo largo de este sábado en el aeropuerto de la capital aragonesa.
El soldado español falleció el viernes a las 14.00 horas (hora española) a causa de las heridas que sufrió tras ser atropellado en la zona de mantenimiento de vehículos de la Base de Apoyo Avanzado (FSB) de Herat (Afganistán).
El Coronel Jefe de la FSB de Herat ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias de este accidente.
Más y más muertos

Con Christian Quishpe Aguirre se eleva a 89 el número de integrantes de la misión española fallecidos desde el comienzo del despliegue, en enero de 2002.
Siete de los fallecidos murieron en ataques de los insurgentes, 79 en accidentes aéreos (62 en el Yak-42 y 17 en el helicóptero Cougar), dos en un accidente de tráfico, incluido el de el pasado viernes, y otro por un infarto de miocardio.
La de Afganistán es la misión que más vidas humanas ha costado a España, seguida de la de Bosnia-Herzegovina con 23 muertos.