Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe sube un 4 por ciento las tarifas del AVE

AVEReuters
El Consejo de Administración de Renfe ha acordado una subida de sus tarifas del 4 por ciento para los servicios de los trenes de Alta Velocidad y Larga Distancia. Según ha informado la compañía, las nuevas tarifas aprobadas entrarán en vigor el próximo 1 de enero.
Asimismo, según ha explicado la compañía, "gracias a la política comercial iniciada hace dos años por esta área de actividad las tarifas comerciales promocionales situarán el precio medio real del billete en los ratios de 2009".
Además, Renfe explica que los servicios de Alta Velocidad y Larga Distancia desarrollan una actividad en competencia con otros modos de transportes. Mientras, los de cercanías y media distancia están sujetos a las tarifas que marca la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno, por ser considerados servicios de interés público.
En este sentido, y tras el análisis global, la tarifa lineal mencionada tendrá un tratamiento específico en ciertos trayectos donde la diferencia "es considerable entre los servicios prestados y el nivel de precios actuales".
"Transformación de trenes"
Por otra parte, el Consejo de Administración de la compañía ha dado el visto bueno a varias resoluciones entre las que destacan el encargo al consorcio Talgo-Bombardier de un contrato de 78 millones de euros para la transformación de 15 trenes S130 en "S130/Trenes Híbridos".
En virtud de este contrato, el consorcio Talgo-Bombardier transformará los actuales 15 trenes S130, de tracción eléctrica, en trenes híbridos (tracción eléctrica y diesel), lo que les permitirá circular con criterios de alta velocidad, incluidos los tramos sin infraestructura eléctrica.
Así, dichos trenes estarán listos a finales del 2012 y Talgo-Bombardier los entregará a Renfe una vez terminados y validados mediante las oportunas pruebas y ensayos, y una vez obtenida la pertinente autorización de circulación con viajeros y otras autorizaciones y trámites exigibles para su inmediata explotación comercial.