Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renée Zellweger: "Nos bombardean con la forma en la que debería ser nuestra imagen y estilo de vida"

Presenta en Madrid junto a Colin Firth y Patrick Dempsey la cinta 'Bridget Jones's baby', en los cines el 16 de septiembre
Renée Zellweger regresa al universo de Bridget Jones con la tercera entrega de la famosa soltera, en la que vuelve a aparecer acompañada de Colin Firth y que en esta ocasión cuenta además con la presencia del estadounidense Patrick Dempsey. 'Bridget Jones's baby' se estrena el próximo 16 de septiembre.
"Nos bombardean con la forma en la que debería ser nuestra imagen y nuestro estilo de vida", ha criticado este viernes durante una entrevista concedida a Europa Press la protagonista de esta película, quien ve en Bridget a un personaje que da a los espectadores la "libertad" de ser "imperfectos humanos".
En su opinión, es importante que uno pueda identificarse con alguien "auténtico". "Ella prevalece y encuentra su felicidad a su manera, forja su camino y tiene éxito. Hace que sintamos cariño por el personaje porque empatizamos con sus desafíos", describe Zellweger.
En esta tercera entrega, Bridget ha pasado la barrera de los 40 años y su vida se centra en su trabajo como productora. Sin embargo, las cosas se tuercen cuando tras sendos encuentros con un estadounidense llamado Jack (Dempsey) y Mark Darcy, descubre que está embarazada, aunque no sabe quién es el padre.
Zellweger cree que lo interesante ha sido mostrar la evolución "sin contradecir su esencia" y manteniendo la "integridad" de su personaje. "Es menos ingenua y se le da mejor gestionar sus inseguridades, pero a pesar del éxito en su carrera siguen presentes.
Preguntada acerca de la lucha por la diversidad en Hollywood, tanto en razas como en género, la oscarizada Zellweger es optimista acerca del futuro y cree que "la razón de ser" del arte y del espectáculo es "cambiar paradigmas y actitudes". "En la sociedad queremos ver historias que den perspectiva sobre nuestra propia vida y que permitan reflexionar sobre ella", ha señalado.
Dempsey ('Anatomía de Grey') se presenta en el universo de Bridget como un hombre que deja su orgullo a un lado y que se entrega a la famosa soltera, un aspecto que se observa especialmente en un "momento clave" de la película, en la que ante la presión que recibe, "da la respuesta que Bridget no quiere escuchar y deja que sea ella quien elija", en palabras del actor.
COLIN FIRTH
El también oscarizado Colin Firth ha señalado que su personaje "no ha cambiado", sino que "solo ha envejecido" y lo único diferente son "las circunstancias" que lo rodean. "Está muy inhibido y condicionado con todo, e impedido por esta represión que sufre, porque es una persona muy pasional que no puede sacar sus sentimientos", ha dicho.
Preguntado por la evolución de Bridget en esta entrega, Firth ha señalado que "representa a alguien que no esta cumpliendo las expectativas", un tema que en su opinión es recurrente en "los dramas y las comedias más comerciales", donde hay "más complejidad y matices de los que uno cree".
Firth afirma que se ha planteado dirigir, aunque no "desesperadamente" como le ocurre a otros intérpretes. "Los actores están mimados, porque estamos acostumbrados a comprometernos durante tres meses y en ese caso tendría que romper ese patrón para comprometerme durante dos o tres años", ha explicado.
De momento, su experiencia fuera de las cámaras se concreta en la producción de un proyecto que le ha permitido "dar vida a historias sin estar en ellas". Además, admite que "en algún momento" volverá al teatro.
AUSENCIA DE HUGH GRANT
Aunque se habló mucho de Hugh Grant, finalmente el actor británico no se unió a esta saga, algo que preocupó a Firth, según ha destacado, aunque la aparición del personaje de Patrick hizo que desaparecieran sus "temores". "No estaba tratando de desplazar a Hugh, tiene sus propias cualidades e ideas", apunta.
En esta línea, la directora del filme, Sharon , ha señalado durante una rueda de prensa que decidieron representar la muerte del personaje porque querían proporcionar un "dilema" a Bridget para que diera un cambio en su vida en plena cuarentena: "Uno de sus grandes amores está muerto y el otro casado".
Además, ha confesado que para esta tercera parte de Bridget Jones rodaron dos finales alternativos, algo que considera "bueno" en una época en la que las redes sociales podría haberles hecho cambiar los planes. Asimismo, ha señalado que este tercer guion no se ha basado en el tercer libro y deja la puerta abierta a la continuación de la vida de la famosa soltera. "Aún no ha llegado a la menopausia", ha advertido.