Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rechazada en una entrevista de trabajo por su estilo "poco convencional"

Rosie Reilly, rechazada de un trabajo por su ropatelecinco.es

¿Quién no ha tratado nunca de vestirse acorde a la ocasión aún yendo en contra de su estilo personal? Pues eso es, precisamente, lo que hizo Rosie Reilly para acudir a una entrevista de trabajo en una conocida empresa de moda de Reino Unido. Una blusa de cuello alto blanco y negro y una falda negra hasta la rodilla, fueron el estilismo elegido con esmero para la ocasión. 

La sorpresa para esta joven de 26 años vino después de la primera entrevista, cuando le informaron que la ropa que llevaba puesta era “inapropiada” para la siguiente fase.  
Normalmente Rosie suele llevar un aspecto más desenfadado. “Siempre pienso en qué llevar –a una entrevista- e informo de mi pelo y piercings.  La empresa no me dijo que me vistiera de ninguna manera en concreto, pero que sí fuera casual y elegante, y eso es lo que hice (…) El entrevistador dijo que le gustaba mi estilo, pero no era apropiado para la empresa”, ha explicado la chica al Daily Mail.
Rosie asegura que tiene una demostrada experiencia en puestos similares y hasta entonces, su peculiar estilo nunca había supuesto un problema. Una situación un tanto curiosa si tenemos en cuenta que, para una vez que la chica decidía ir más recatada y clásica para optar a un trabajo, la empresa va y la rechaza.  Lo que si le dijeron fue que su peinado era “poco convencional”, aunque según el entrevistador, eso no suponía ningún problema.  Sin embargo, sus tatuajes perfectamente visibles ni fueron mencionados. A Rosie le ofrecieron volver otro día pero “vestida apropiadamente”, aunque decidió no volver. Una experiencia que, desde luego, va a recordar.
La chica llegó a casa tan sorprendida por lo que le acababa de ocurrir, que decidió compartirlo en Twitter y colgó una foto para que todos vieran cómo iba vestida.

Desde luego, el éxito que Rosie no consiguió en su entrevista de trabajo, sí lo ha conseguido con su publicación en las redes sociales.