Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido enviará más tropas a Afganistán si es parte de un plan conjunto de la OTAN

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha dado su visto bueno "en principio" al envío de 500 soldados adicionales a Afganistán. Brown liga este incremento a que se produzca un cambio de estrategia en el seno de la OTAN que pase por que otros países también manden más fuerzas.
Las nuevas tropas estarían encaminadas al entrenamiento de las propias fuerzas afganas, en el que también participan efectivos españoles. Precisamente este martes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ofrecía al jefe del Ejecutivo estadounidense, Barack Obama, hacer "el máximo esfuerzo" en la formación de las fuerzas de seguridad en Afganistán.
La aportación británica

"He accedido en principio a un nuevo nivel de fuerzas, de 9.500, que será efectivo una vez se cumplan estas condiciones", ha indicado Brown durante su intervención ante la Cámara de los Comunes, en la que ha explicado que para que esto ocurra debe haber un "reparto justo" de la carga con el envío de más efectivos por parte de otros países.
El anuncio de Brown se enmarca en la petición de tropas adicionales para Afganistán (hasta 40.000) realizada por el máximo responsable de las fuerzas internacionales desplegadas en este país, el general estadounidense Stanley McChrystal.
Reino Unido cuenta actualmente con unos 9.000 soldados en Afganistán, lo que le convierte en el segundo mayor contingente por detrás de Estados Unidos. Hasta la fecha, 221 soldados británicos han muerto en esta misión desde que comenzó la ofensiva contra los talibán hace ahora ocho años.
Guardias civiles en Afganistán
La "importante contribución" de España para formar a las tropas de seguridad afganas por medio de guardias civiles, "no podrá estar mucho más allá" de los cuarenta agentes prometidos en la última cumbre de la OTAN en abril.
En una conversación informal con periodistas, Zapatero ha explicado que el Ministerio del Interior trabaja con la cifra de cuarenta agentes y ha recordado que hay que tener en cuenta la disponibilidad operativa del instituto armado, que cuenta con muchas áreas de trabajo.
Sin embargo la medida ya ha sido rechazada por los representantes de la Guardia Civil. La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) afirma que "no están preparados" ni tienen la formación adecuada para acudir a una "zona de conflicto y en guerra". "Para eso están los soldados", ha apuntado poniendo como ejemplo al Reino Unido, que planea enviar militares y no miembros de otros cuerpos.