Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Registrado el palacete de Jaume Matas en Nochebuena

Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, así como una comisión judicial, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, y el fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, registraron el jueves por la tarde la vivienda del ex presidente del Govern balear Jaume Matas, conocida como el 'palacete', en busca de una caja fuerte.
El registro por parte de las autoridades, que se prolongó durante más de tres horas, finalizó en torno a las 21.00 horas sin que se constatara finalmente la existencia de la caja fuerte en el inmueble.
Ésta es la segunda ocasión en que el 'palacete' es registrado, después de que el pasado 6 de noviembre los agentes ya rastrearan la vivienda en busca de una caja fuerte oculta. Esta actuación está enmarcada en el caso 'Palma Arena', en el que se investiga el sobrecoste de más de 60 millones de euros del velódromo de Palma, y por el que Matas está imputado.
Los agentes buscaban una vez más la caja de caudales donde supuestamente la mujer de Matas habría guardado dinero en efectivo para comprar joyas, muebles y pagar las obras de su casa.
Una caja "inexistente"
Así lo señaló a los medios el letrado de Matas, Rafael Perera, quien también estuvo presente en el registro, tras el cual señaló que "se han realizado numerosas pruebas con todos los procedimientos técnicos" en busca de una caja fuerte "inexistente", ya que dijo "en ningún momento se han producido síntomas de que haya en la vivienda esta caja fuerte".
Es por ello que el abogado expresó su indignación por el hecho de que haya sido ordenado este registro en Nochebuena, lo que, según consideró, es "algo inconcebible".
Tal y como detalló, se han utilizado numerosas técnicas con detectores de metal y se ha registrado incluso detrás de las paredes y también fue un carpintero del municipio mallorquín de Sa Pobla, al explicar que se sospechaba que la caja fuerte se encontrara empotrada en algún rincón de la vivienda.