Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ramis de Ayreflor se da de baja del PP tras serle impuesta prisión eludible bajo fianza

El PP ha hecho público un comunicado en el que informa de que ha aceptado la petición de baja "temporal" del ex conseller "de acuerdo con los criterios establecidos por el presidente" del partido, José Ramón Bauzá, que el pasado miércoles anunció la expulsión de todos los militantes sobre los que recayeran medidas cautelares.
Desde que Bauzá avisó de esa nueva regla para los militantes involucrados en procesos judiciales, el PP ha expulsado al ex concejal dePalma Rafael Durán ("caso Palma Arena"), los ex directores generales de Emergencias y Tributos, Joan Pol y Jorge Sainz de Baranda, respectivamente, y el ex gerente de Caib Patrimonio, Jaume Vidal (los tres por el "caso Bomsai").
Además, el jefe de prensa del partido, Joan Martorell, también con medidas cautelares por su imputación en el "caso Palma Arena" ha anunciado su dimisión tras ser "invitado" a abandonar su puesto desde la dirección que lidera Bauzá.
"Operación Bonsái"
El pasado viernes la jueza que investiga la presunta trama de corrupción destapada con la "Operación Bonsái" decretaba prisión eludible bajo fianza de 50.000 euros para Jorge Sainz de Baranda, ex director general de Tributos del Govern balear que presidió Jaume Matas (PP), y de 30.000 euros para Joan Pol, ex responsable de Emergencias.
Sainz de Baranda y Pol habían permanecido en dependencias judiciales desde el pasado martes y miércoles, respectivamente, cuando fueron detenidos por la Policía por su presunta participación en una trama corrupta relacionada con la concesión de contratos para la construcción de inmuebles impulsados por la empresa pública Caib Patrimonio.

En concreto, se atribuye a los imputados, malversación de fondos públicos y sobornos entorno a las obras del nuevo parque de bomberos de Palma y a la futura sede de la Conselleria de Salud.
En la misma operación fueron detenidos cuatro empresarios presuntamente relacionados con las prácticas corruptas investigadas y el ex gerente de Caib Patrimonio, Jaume Vidal, quien junto con los dos ex directores generales ha pasado a disposición judicial después de que los otros arrestados fueran liberado con cargos.