Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy ni perdona ni descansa

Contra el caso del Estatuta catalán
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha acusado en Salamanca al presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, de "fomentar divisiones" y de generar "falsas expectativas", en referencia al Estatuto de Cataluña y la sentencia del Tribunal Constitucional, aunque no ha mencionado expresamente el documento.
Rajoy, en su participación de Salamanca en el acto de clausura de la Convención provincial del partido, ha opinado que el presidente del Ejecutivo "debe actuar con sensatez, sentido común y mesura", así como "trabajar para unir a todos en un proyecto común y compartido".
Asimismo, ha recalcado que Zapatero "tiene que tener claro y sin ningún género de dudas, que todos estamos bajo el imperio de la ley y que por encima de la ley no hay nadie", ya que es "la expresión de la voluntad popular y quienes primero están obligados a cumplirla son los políticos".
Por último, exigió un "momento de equilibrio", ante "la frivolidad y la falta de sentido común" y quiso recordar que "un gobernante antes de tomar una decisión debe valorar las consecuencias, no pensar solo en las 24 horas siguientes".
Contra la nueva ley de Economía sostenible
El presidente del PP, ha asegurado también que la nueva ley de Economía Sostenible del Gobierno es "sólo el enésimo anuncio de una cadena de anuncios que no termina nunca" y una medida que "sólo empeora las cosas".
Rajoy, en un acto organizado por el PP de Salamanca, se ha manifestado en estos términos para referirse a la ley aprobada por el Gobierno en el Consejo de Ministros, que entre otros aspectos creará un fondo para potenciar políticas de I+D+i.
El líder de los populares ha recurrido incluso a la ironía: "La ley que anunció Zapatero en mayo en el debate sobre el Estado de la nación tuvo un gran éxito, consiguió titulares y grandes portadas, pero nadie sabía lo que era. Hoy tampoco".
Sobre la iniciativa ha dicho además que desconoce si el Gobierno la someterá a tramitación parlamentaria o "si antes irá a otro lado".
Así que más que hablar de economía sostenible, Rajoy ha hablado de lo que a su entender es ahora "insostenible", como el paro y las situaciones de las cuentas públicas debido al "dispendio" de Zapatero y de las entidades financieras, que no dan créditos a las empresas.
Para dar la vuelta a la coyuntura, ha señalado Rajoy, hay que poner en marcha un plan de austeridad en las administraciones públicas, proceder cuanto antes a la reestructuración del sistema financiero y acometer la reforma del mercado de trabajo.
En este sentido, ha afirmado: "No se puede decir que no hago reformas porque a algunos no les gustan; no se puede contentar a todos. No se puede no hacer nada salvo anuncios y reales decretos que se quedan en la nada y no valen para nada".
Ha pedido al jefe del Ejecutivo que no arremeta contra los empresarios, puesto que son los que crean riqueza en España y que "haga algo" en educación, en la renovación del modelo energético, en materia sanitaria y en el sistema de pensiones.
Con todo, según sus palabras y en alusión a Zapatero, Rajoy ha sentenciado: "a alguien que no va a rectificar y vive en otra galaxia lo que se le debe pedir es que no cree más problemas y no nos hipoteque; que no deje España convertida en un solar".