Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy señala a los parados y a López como los perjudicados del pacto con PNV

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha señalado como "perjudicados" del pacto presupuestario entre el Gobierno y el PNV a los ciudadanos en general, especialmente los parados, y al lehendakari, Patxi López, a quien ve ahora en una posición de "enorme debilidad". El presidente de los populares, en la clausura de la interparlamentaria de su partido, ha destacado que el único objetivo del acuerdo conocido el viernes es mantener "un año más en el poder haciendo daño" al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a cambio de unas "transferencias más que discutibles" y de "dejar en una posición de enorme debilidad" al lehendakari.
Según sus palabras, con este acuerdo, que al Gobierno permitirá aprobar las cuentas públicas del año que viene y reforzar su estabilidad parlamentaria, Zapatero transmite el mensaje de que "el que cuenta es el PNV", partido de oposición en Euskadi, y no el PSE, la formación que con López a la cabeza logró romper la hegemonía de los nacionalistas vascos en la Lehendakaritza.
Se trata, por tanto, de un mensaje propio de "un sindicato de intereses particulares contra el interés general". Además, para Rajoy, la estrategia es obvia, pues "ya pasó en el debate del Estatuto de Cataluña" hace unos años, cuando el jefe del Gobierno pactó el texto con el líder de CiU, Artur Mas, "dejando de lado" a Pasqual Maragall, entonces presidente catalán. "La historia se repite. Zapatero pacta con el PNV, deja de lado a López y transmite el mensaje de que el que cuenta es el PNV. Al final, como hizo con Mas, engañará al PNV, y si no al tiempo", ha resumido el líder del PP.
Aparte del lehendakari, según Rajoy el "perjudicado" político, hay otros "perjudicados" que "quedan fuera del pacto": "las personas en paro, los pensionistas, las pymes, los funcionarios, los inversores, los autónomos y los españoles". En definitiva, "este pacto no sirve para atajar la crisis ni para crear empleo". Que el Gobierno haya buscado pactos con otros partidos de la oposición para salvar los Presupuestos no es lo que ha criticado Rajoy, sino que el contenido de ese acuerdo no representa la necesidad de cambio de la política económica.
De ello ha responsabilizado al PNV. "Este partido votó -ha dicho- en contra de la congelación de las pensiones y hubiera entendido que ahora dijera que apoyaría los Presupuestos si no se congelan las pensiones". Lo que el líder del PP habría pedido sería que el acuerdo presupuestario "se ocupara de la gente", pero no lo hace, a su juicio, y así, ha afirmado que por primera vez asiste a la rúbrica de un pacto en el que "los españoles no importan nada". Según ha señalado, "estos Presupuestos son el epitafio de una política económica que va contra la gente y contra las españoles".