Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Sino se modifica la reforma será un germen de conflictos en los tribunales"

En un mitin en Barcelona para proclamar como candidatos a los cuatro cabezas de lista provinciales del PP para las elecciones catalanas, ha recalcado que la reforma laboral, "como cualquier otra ley, debe ser clara y entendible, y no estar sujeta a interpretaciones diversas".
En su opinión, esto es lo que se da con el actual redactado, que obligará a muchos a ir a los tribunales, una situación que es "lo peor que le puede ocurrir a la economía española".
Para Rajoy, la reforma laboral llega "en tiempo de descuento, con dos años y medio de retraso", que son los que el Gobierno lleva hablando con los agentes socioeconómicos para alcanzar un acuerdo que aún no se ha producido.
En cambio, ha reprochado que sólo haya dedicado una hora y media a informar a la oposición.
Ha insistido en que el Gobierno plantea mal la reforma laboral. Ha dicho que no debe concebirse como un instrumento para que no se destruya más empleo, como hace el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.
"La reforma es para crear empleo y para que no se destruya empleo", y además, debe ser global. Así, Rajoy ha lamentado que en el texto aprobado por el Gobierno, no se diga nada sobre cuestiones como la negociación colectiva y la formación.
Por todo ello, y también atendiendo a que por ahora no es un texto "claro y entendible", requisitos que debe cumplir cualquier ley, Rajoy ha considerado que debería ser modificada la propuesta en su tramitación parlamentaria.
Ha abogado por un programa de adelgazamiento de todas las administraciones, y que se establezca un techo de gasto y endeudamiento. Ha defendido también el 'déficit cero' y que no se suban impuestos, como aprueban el Gobierno central y las autonomías socialistas.
"El PSOE se negó a hablar con el PP"
Rajoy se ha presentado comogarantía de "sensatez, estabilidad y sentido común", algo que es necesario en los actuales momentos difíciles, provocados por los "engaños" y las políticas erróneas del Gobierno central en el ámbito económico, que navega sin rumbo por su "improvisación permanente y ocurrencia continuada".
"Llevamos años sin reformas, gastando lo que no teníamos y llevamos años con medidas improvisadas", ha asegurado Rajoy.
Para Rajoy, el decreto sobre el recorte presupuestario "fue un error", primero porque el Gobierno del PSOE se negó a hablar con el PP. "No se puede hablar de un decreto que rompe el Pacto de Toledo y afecta a mucha gente sin hablar con el principal partido de la oposición", ha dicho.
Según Rajoy, pese a lo que diga el Gobierno, lo cierto es que había alternativa al decreto, que es una "oportunidad perdida y ha sido muy injusto con la mayoría de españoles".
Rajoy "todavía no se ha definido"
Por su parte, el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, ha reiterado que "no confía mucho" en que el Partido Popular vaya a apoyar la reforma laboral que aprobó el Gobierno central el pasado miércoles por decreto, tras lo que ha criticado que la formación conservadora ejerza una oposición, a su juicio, "poco adecuada" para la situación económica del país.
Tras la inauguración de la conexión de la A-75 entre Galicia y Portugal junto a su homólogo luso, Antonio Mendona, Blancota insistido en que el líder de los populares, Mariano Rajoy, "todavía no se ha definido" en cuanto a la actitud que adoptará ante la reforma laboral.