Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy apostará por la bajada de impuestos y por equiparar la renta española a la de Francia y Alemania

Entre las medidas de este Plan Global habrá: una reforma fiscal con bajada de impuestos del ahorro y sociedades, al tiempo que apuesta por trabajar para que la "renta disponible" sea como la de Alemania o Francia; una reforma de la Justicia para que los asuntos no se "eternicen"; una laboral que será la del "empleo" y no la del "despido" como "la actual"; una política energética con un "mix" que incluya la energía nuclear y una reforma de la Educación con un sistema "mucho más exigente", que reduzca el "fracaso escolar" que en la actualidad es del 30 por ciento.
A estas se unirá la reducción del gasto público con una "reforma administrativa" de "acuerdo con todas las CCAA", para evitar que se reproduzca la estructura del Estado en 17 autonomías. "Porque no podemos gastar lo que estamos gastando, no somos ricos", exclamó. También fijará un límite de endeudamiento para todas las administraciones -Estado, CCAA y ayuntamientos- junto con un techo de gasto y prestará "atención" al sistema financiero porque, dijo, "ya hemos visto los problemas que se han generado" y "aún hoy el crédito sigue sin fluir a hacia quieres generan riqueza, bienestar y empleo".
"Lo primero que haré será presentar un Plan Global a las Cortes Generales, como ya hicimos en el año 1996", ha afirmado Mariano Rajoy en una entrevista en la que fue desgranando una a una las "prioridades".
Así, ha expuesto que llevará a cabo una reforma fiscal que "fomente el ahorro y la inversión" y que "en un primer momento" tendría como objetivo "ayudar a quienes generan bienestar, riqueza y empleo".
También ha calificado de "tremendo error" la subida del IVA y se ha mostrado a favor de rebajar el IVA de algunos sectores como el del turismo. Además, puso de manifiesto la paradoja de que uno de los "efectos" de la subida del IVA que entró en vigor el uno de julio ha sido "reducción de las ganancias de IVA en la compra de automóviles".
"Equiparar impuestos: insulto a los españoles"
En este punto, el presidente del PP ha querido dejar claro que considera como un "insulto a los españoles" el planteamiento de subir los impuestos para ponerlos "a nivel europeo". En este sentido, ha argumentado que "los españoles son los terceros ciudadanos de la UE que hacen más esfuerzo fiscal" y explicó que tanto el impuesto de sociedades como el de la renta "son más altos que en el resto de países europeos".
Mariano Rajoy, ha recordado, sin embargo, que los españoles "tienen salarios mucho más bajos que otros países de la UE". Por ello, considera que lo que hay que hacer, "lo que tiene que hacer el Gobierno es trabajar para que España tenga una renta disponible como la que tienen Alemania, Francia o Italia, y no subir impuestos".
Su gobierno, ha dicho, también propondrá una reforma laboral "de acuerdo con las 71 enmiendas" que presentó el Grupo Popular en el Congreso a la reforma laboral que del Gobierno. "De las cuales no se nos ha aceptado ninguna", exclamó.
La actual reforma laboral acabara en los tribunales
Según el dirigente popular, el Gobierno "no ha hecho una reforma laboral, ha hecho una reforma sobre el despido". "Nosotros queremos una reforma laboral sobre el empleo, son dos coas radicalmente diferentes", ha exclamado y ha argumentado que el Ejecutivo de Zapatero "no ha hecho nada por fomentar el empleo y lo único que se ha hecho" ha sido para "confundir más las cosas y generar más dificultades, problemas e inseguridad con el tema del despido".
En este sentido, Rajoy se ha mostrado convencido de que el despido de 20 días por año trabajado, por el hecho de que la empresa tenga expectativa de pérdidas, será una cuestión que acabará "en los tribunales". En su opinión, no hay "claridad" en este asunto y es necesario que las "reglas del juego sean claras" para que tanto empresarios como trabajadores "sepan a qué atenerse". Se trata, ha dicho, de una reforma laboral que "no va a solucionar absolutamente nada y que no ha contado con el apoyo de absolutamente nadie".
Pacto energético: "va mal" porque el gobierno no dice lo que quiere
Una política energética con una mezcla de todas las energías será otra de las cuestiones que se incluyan en esa primera medida que adoptará Rajoy si llega a la Moncloa. En este sentido, ha querido dejar claro que "sí" quiere que haya centrales nucleares porque, ha argumentado, "en este momento, buena parte de la energía en España viene de las centrales nucleares".
Sobre este asunto, ha precisado que la negociación con el Gobierno sobre el pacto energético "va mal" porque, ha dicho, el Ejecutivo "es incapaz de entregar un documento en el que diga qué es lo que quiere hacer". "
La reforma de la Justicia también formará parte de las prioridades porque "tiene una enorme influencia en la economía" y los asuntos no pueden eternizarse 'sine die'".