Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Rajoy se le acaba la paciencia

Conspiraciones y dudasCuatro
Ante las continuas muestras de indisciplina desde Madrid y Valencia, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado que el próximo martes, en la reunión del comité ejecutivo, moverá ficha. El líder del PP desliza una frase que parece dejar claro que se le ha acabado la paciencia: "El Santo Job sólo ha habido uno en la historia".
Durante un acto ante militantes de su partido en Murcia, ha afirmado que el PP tiene un problema: el 'caso Gürtel'. "No acepto la corrupción, me parece una porquería y si tengo la convicción de alguien ha hecho algo que no debe no puede pertenecer al PP". "Sé lo que están pensando los militantes del partido; el martes tendrán respuesta a lo que está pasando", ha añadido el presiente del PP.
Pese a reconocer la grave situación que atraviesa su formación, Rajoy ha vuelto a defender la forma en que ha manejado los tiempos desde que estallaran los escándalos de corrupción. "Los políticos debemos ser justos y equitativos", ha asegurado. Eso sí, después ha deslizado nuevamente las acusaciones de persecución: "Ha habido actuaciones de la fiscalía desproporcionadas y detenciones televisadas de miembros del PP".
El líder popular también ha querido defender la honestidad de la clase política, pese a la cadena de casos de corrupción que han saltado en las últimas semanas. "Ahora lo fácil es decir que todos los políticos son unos corruptos, pero yo no lo acepto", ha afirmado Rajoy.