Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy acusa al Gobierno de "autoritario" por vetar el debate sobre la congelación de las pensiones

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha a este jueves en el Fórum Europa al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de "autoritarismo" por vetar en el Parlamento el debate de las enmiendas que la oposición ha presentado contra la congelación de las pensiones para el año 2011.
Rajoy ha hecho estas declaraciones durante la presentación de una conferencia de la presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, en el citado acto informativo, organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum.
El líder de los populares ha asegurado que el Ejecutivo de Zapatero está cometiendo "un acto de autoritarismo impropio de una democracia avanzada" cuando niega al Congreso de los Diputados la posibilidad de debatir y someter a votación las propuestas de los partidos de la oposición.
Además ha subrayado que los Presupuestos Generales del Estado son "la ley más importante" del año, porque es cuando los políticos discuten y deciden "en qué gastamos el dinero" de todos los españoles.
"Cuidar el dinero público"
Rajoy ha indicado que son las medidas que el Gobierno está vetando las que permitirían sacar a España de la crisis, ya que considera que el país "necesita otra política económica que empiece por cuidar el dinero público".
A su juicio, el veto a las propuestas de la oposición son un "tic autoritario" del Gobierno de Zapatero, al que ha reprochado que intente resolver la situación económica "con el tercer cambio de gobierno en dos años" y con una estrategia política que pasa por "arremeter contra la oposición".
Rajoy ha sacado a relucir el incremento del paro en más de 68.000 personas en octubre, el incremento del diferencial español con el alemán hasta los 190 puntos y la falta de crédito a las familias como pruebas de que el Gobierno de Zapatero no resuelve los problemas importantes.