Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Qaeda amenaza el Mundial de Sudáfrica

Osama Bin LadenReuters
"Sería increíble que en plena retransmisión en directo de un partido entre Estados Unidos e Inglaterra, con el campo lleno personas, empezara a oírse el sonido de explosiones, el estadio se derrumbara y los muertos se contaran por decenas o incluso por centenares. Si Alá quiere", se podía leer en el comunicado, colgado en la página web de la revista 'Mushtaqun Lel Jannah' (Anhelo del paraíso) y recogido por la cadena estadounidense CBS.
Además de amenazar directamente a Estados Unidos e Inglaterra, en el comunicado también se mencionaba indirectamente a otros países occidentales, ya que había una amenaza genérica "a todos aquellos países que forman parte de la campaña de los cruzados y los sionistas contra el Islam".
AQMI afirma en el comunicado que usará explosivos imposibles de detectar en los controles de seguridad de los estadios, y señala directamente al presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter. "Todos los controles de seguridad y todos los escáneres de rayos X que Estados Unidos empezará a enviar (a Sudáfrica) tras leer este comunicado no servirán para explicar cómo los explosivos llegaron al interior de los estadios" se lee en el comunicado, que sostiene que sólo informarían de la existencia de explosivos en el interior del campo en mitad del partido.
"¿Sus preparativos (de seguridad) estarán a la altura de una situación de este tipo, señor Blatter?, decía el comunicado. También se hacía eco de algunos de losúltimos ataques de Al Qaeda, como el atentado que acabó en diciembre con la vida de siete agentes de la CIA en una base militar estadounidense en el este de Afganistán o el intento de atentado en un avión que cubría el trayecto entre Amsterdam y Detroit el día de Navidad, llevado a cabo por un militante nigeriano de Al Qaeda que recibió entrenamiento de este grupo en Yemen.
El pasado mes de octubre Sudáfrica anunció que su Policía había frustrado los preparativos de un intento de atentado de Al Qaeda contra la Copa del Mundo en una operación conjunta con sus servicios secretos y la Inteligencia estadounidense. En el operativo se detuvo a un número indeterminado de individuos que tenían nexos con grupos islamistas de Somalia y Mozambique y que estaban preparando atentados con explosivos durante la celebración del Mundial.