Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Qaeda del Magreb ejecuta a un rehén británico secuestrado en Níger

La Policía en ArgeliaReuters
La rama de Al Qaeda en el Magreb Islámico ha anunciado que ha ejecutado al rehén británico Edwyn Dyer, secuestrado el pasado 22 de enero en el este de Níger junto con otros tres turistas, dos de ellos mujeres, según informa una web islamista.
Al Qaeda había advertido el mes pasado a Londres de que si no liberaba al islamista jordano Abu Qutada, encarcelado en Reino Unido, ejecutaría al rehén en un plazo de 20 días.
"Bárbaro acto de terrorismo"
Tras conocer la noticia, el primer ministro británico, Gordon Brown, ha precisado que la ejecución pudo producirse en Mali y ha condenado este "bárbaro acto de terrorismo".
"Esto refuerza nuestra determinación de no ceder nunca a las demandas de los terroristas y de no pagar rescates. Quiero que quienes utilicen el terrorismo contra ciudadanos británicos que sepan, más allá de toda duda, que nosotros y nuestros aliados les perseguiremos sin cansancio y que recibirán la justicia que merecen", agregó Brown.
Dyer fue asesinado el 31 de mayo después de expirar el segundo ultimátum, según informó Al Qaeda. "El rehén británico ha sido ejecutado para que él, y con él el Estado británico, pueda degustar una pequeña porción de lo que los inocentes musulmanes degustan todos los días a manos de la coalición de cruzados y judíos en el este y en el oeste", se lee en el comunicado.
Atentado en Argelia
Por otra parte, este miércoles ha tenido lugar un atentado terrorista en la provincia argelina de Boumérdes. En total, han fallecido 11 personas, entre ellas siete policías y cuatro civiles, mientras hay también decenas de heridos.
El ataque tuvo lugar en Taouint Tessemat, localidad situada a 30 kilómetros al sureste de Boumérdes, en la conflictiva región de la Cabilia, zona en la que se refugian los diferentes grupos que forman Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), nombre que adoptó en octubre del 2006 el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC).