Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pyongyang, lista para el combate si no logra lanzar el cohete

Protestas contra el lanzamiento norcoreano de misilesReuters.
Corea del Norte ha desplegado un escuadrón de cazas 'MIG-23' en una base aérea próxima a la costa del este norcoreana, donde el país comunista prepara el lanzamiento de un cohete para los próximos días, según la agencia Yonhap.
Fuentes del Gobierno surcoreano han indicado que el despliegue parece estar destinado a responder a los movimientos por parte de Japón para interceptar el cohete norcoreano si éste amenaza su territorio.
El Gobierno nipón ordenó la semana pasada a las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército nipón) destruir el cohete norcoreano o partes del mismo en caso de que el lanzamiento falle y pueda caer en territorio japonés. Japón está en estado de alerta y ha desplegado varios buques en el mar del este como precaución.
El Ejército norcoreano ha respondido que tomará represalias contra cualquier intento de interceptar su cohete y aseguró estar listo para el combate.
Según las últimas informaciones, los técnicos norcoreanos habrían comenzado ya a cargar los depósitos de combustible para el lanzamiento del cohete que, según el régimen de Pyongyang, pondrá en órbita un satélite de comunicaciones.
Oposición desde Londres

En Corea del Sur decenas de personas han salido a la calle para protestar contra el lanzamiento, que es un desafío a la Comunidad Internacional ya que Corea del Sur y EEUU aseguran que en realidad lo que Corea del Norte pretende hacer es probar un misil de largo alcance que podría llegar hasta Alaska. Incluso Rusia ha pedido en los últimos días a Corea del Norte que se abstenga de llevar a cabo el lanzamiento.
En este sentido, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo surcoreano, Lee Myung Bak, han calificado este jueves de "inaceptable" que Corea del Norte disponga de armas nucleares. Ambos han acordado, en el marco de la cumbre del G-20, que si finalmente lleva a cabo el lanzamiento de un cohete, como ha anunciado, llevaran esta cuestión al Consejo de Seguridad de la ONU. Es más. Obama ha asegurado desde Londres que el lanzamiento de un misil norcoreano sería una "provocación".