Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puño en alto y polémica al canto

En una fiesta socialista celebrada en Rodiezmo, en León, algunos de los miembros más jóvenes del Gobierno como Leire Pajín o Bibiana Aído, saludaron con el puño en alto. Tras publicarse la foto en la que aparece el gesto, la polémica está servida.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha considerado que el saludo socialista con el puño es "un gesto amenazante de quienes han ejercido una ideología totalitaria y han pisoteado los derechos de millones de ciudadanos en la Europa del Este".
"Es el saludo comunista, con el cual no sólo no comulgo, sino que lucharé por evitar que esa ideología totalitaria se imponga en la forma original en la que lo fue en ningún país del mundo", ha manifestado este martes la jefa del Ejecutivo madrileño.
La respuesta de Aguirre se suma a la del líder del PP, Mariano Rajoy, quien considera "antiguo y triste" que dirigentes del PSOE con edades cercanas a los 30años estén "con el puño en alto". Rajoy se ha preguntado qué pasaría si apareciese alguien con la mano extendida.
Declaraciones del líder del PP a las que ha contestado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha lamentado que se compare el puño en alto "con el saludo fascista" y ha subrayado que "no es lo mismo". Asimismo, Rubalcaba ha recordado que levantar el puño representa "un gesto de solidaridad de los trabajadores que durante siglos han defendido sus derechos".
Después de asegurar que "de verdad hay polémicas a las que a uno le cuesta entrar" debido a que hay otros problemas que deberían interesar más como "la crisis económica", el socialista ha exclamado que "cada uno que levante lo que quiera".
Los parlamentarios socialistas han defendido este martes la utilización del simbólico puño en alto en los actos de su partido como una de las "señas históricas de identidad" del PSOE y de sus 125 años de historia.