Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pujol y Maragall llaman a movilizarse para preservar "la dignidad catalana"

Puyol y MaragallReuters
Los ex presidentes de la Generalitat, Jordi Pujol y Pasqual Maragall, y del Parlamento de Cataluña Heribert Barrera y Joan Rigol, han llamado a acudir masivamente a la manifestación del 10 de julio contra la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut para preservar "el orgullo, la autoestima y el sentido de la dignidad" de Cataluña.
En una breve declaración conjunta leída por Rigol este jueves en la sede del Colegio de Periodistas de Cataluña, han destacado que se trata de una lucha que no se ganará "sin no se va a los acontecimientos de gran trascendencia y poder decir, al cabo de los años, que se estuvo en la marcha".
Para los ex presidente de la Generalitat y del Parlamento catalán ha quedado claro que Cataluña rechaza el trato que el Estatut ha recibido, y en paralelo, su capacidad de decidir.
"Y ha quedado claro que seguiremos luchando para nuestro reconocimiento como Nación, por el respeto y trato no discriminatorio de nuestra lengua y cultura, por una financiación justa, por nuestras instituciones, por todo aquello que es la base de nuestra personalidad propia", han subrayado.
No hay precedentes

En un gesto sin precedentes y ante una gran expectación mediática, han llamado también a continuar defendiendo estos aspectos el día después de la manifestación, "con la energía que sea necesaria y durante el tiempo que haga falta".
Pese a todo, han indicado que Cataluña tiene suficientes activos (creatividad cultural, económica, iniciativa social, capacidad de integración y voluntad de ser) así como energía para superar esta situación.
Por ello, Pujol, Maragall, Barrera y Rigol han justificado la necesidad de comparecer públicamente para llamar a acudir masivamente a la manifestación. El no ejercer, actualmente, responsabilidades de primera fila, pero desde su fidelidad a los catalanes, han considerado que tenían el "derecho y el deber" de dirigirse a Cataluña en este trascendente momento.