Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional para la madre de los niños muertos en Valladolid

El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid ha ordenado hoy prisión provisional, comunicada y sin fianza para la madre de los dos menores hallados muertos en una vivienda del barrio de Parquesol de la capital vallisoletana, han informado fuentes del caso.
El juez ha adoptado esta decisión después que la mujer, M.C.S.C., de 40 años, se haya acogido a su derecho a no declarar en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, donde se encuentra ingresada, en la unidad de psiquiatría, desde su arresto el pasado jueves.
Ha sido al centro sanitario hasta donde se ha desplazado el titular del Juzgado, el abogado de la madre de los niños y el fiscal, para la toma de declaración de la mujer.
Por el momento, se prevé que M.C.S.C. permanezca en esta unidad de Psiquiatría hasta que los facultativos determinen cuando puede abandonar el centro sanitario, en función de las condiciones en que se encuentre.
No recuerda nada
Durante la jornada de ayer, sábado, la madre de los dos niños declaró ante la Policía durante unas cinco horas y aseguró que no recordaba nada de lo que ocurrió cuando murieron sus hijos, según informaron fuentes próximas al caso. M.C.S.C. explicó entonces ante las Fuerzas de Seguridad cuestiones vinculadas con sus hijos, pero ajenas a los momentos en los que se produjeron los dos fallecimientos.
También ayer fue oficiado el funeral por los dos pequeños, una ceremonia a la que acudieron cientos de personas para despedir a los hermanos y que se desarrolló con visibles muestras de dolor en el Tanatorio de El Salvador de la capital vallisoletana.
La madre alertó a los vecinos

Los dos niños fueron hallados muertos el pasado jueves en un domicilio ubicado en el piso 12 del portal número 7 de la calle Profesor Adolfo Miaja de la Muela de la capital vallisoletana, en el barrio de Parquesol, al sur de la ciudad.
La Policía comprobó que ambos se encontraban sin vida, sin aparentes signos de violencia, después de que la progenitora de los pequeños alertara a un vecino de que sus hijos estaban muertos, según fuentes de la investigación.
Somníferos
Tras el hallazgo de los cadáveres, la madre de los niños fue arrestada por su supuesta implicación en el fallecimiento de sus hijos y trasladada a la unidad de Psiquiatría del Hospital Clínico Universitario de Valladolid.
Los forenses practicaron el pasado viernes la autopsia a los dos hermanos, una necropsia que reveló indicios de que los menores pudieron haber tomado somníferos, aunque será el Instituto Nacional de Toxicología el que evalúe esta posibilidad.
Continúan las investigaciones
El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, que investiga el suceso, precisó que los primeros resultados de la autopsia se han remitido al Instituto Nacional de Toxicología ante la sospecha de que "pudiera haberse utilizado alguna sustancia de somnífero", según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).
No se descarta que otras causas hayan podido desencadenar el fallecimiento de los pequeños -se analiza la posibilidad de que pudiera tratarse de asfixia-, una opción que se confirmará o desechará cuando se obtengan más datos sobre las circunstancias de los dos fallecimientos, según fuentes de la investigación.