Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primera patrulla aérea española en Libia sin incidentes

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha confirmado que los dos F-18 españoles ya han vuelto a la Base de Decimomannu (en la isla de Cerdeña) después de realizar "su primera patrulla aérea en cumplimiento de la resolución de Naciones Unidas".
Asimismo, ha indicado que un Boeing de reabastecimiento está volviendo a la citada base y que el submarino 'Tramontana' y la fragata 'Méndez Núñez' "se han hecho a la mar para preposicionarse camino a la zona de operaciones".
En declaraciones a los periodistas tras asistir en los astilleros de Navantia en San Fernando (Cádiz) a la botadura del Buque de Acción Marítima 'Tornado' para la Armada Española, Chacón ha dicho que los dos F-18 han realizado su primera patrulla aérea y "han vuelto sin novedad, por tanto, España ha iniciado ya sus misiones para aplicar la resolución de Naciones Unidas".
Del mismo modo, la titular de Defensa ha manifestado que "en estos momentos, el Consejo de la Alianza Atlántica está decidiendo el planeamiento de otra de las resoluciones de Naciones Unidas, el embargo por mar de armas a Libia". A este respecto, ha anunciado que el 'Tramontana' y la 'Méndez Núñez' han iniciado su navegación.
Para proteger a la población

La comunidad internacional no se pone de acuerdo de cuál es el objetivo de la misión. No obstante, el jefe del Mando del Ejército estadounidense para África (AFRICOM), general Carter Ham, ha señalado que las fuerzas estadounidenses y de la coalición militar que está aplicando la zona de exclusión aérea sobre Libia están ahí para proteger a la población civil y no para prestar apoyo aéreo a las fuerzas rebeldes que luchan contra el dirigente libio, Muamar Gadafi.
El militar norteamericano, al mando de la operación en Libia, ha reconocido que la permanencia de Gadafi en el poder no es el ideal, pero ha dejado claro que el mandato actual de la misión no contempla ataques contra el dirigente libio. Según el general Ham, la misión militar en Libia es "muy clara", por lo que ha dicho que no le preocupa que sus objetivos se vean incrementados y cambien en los próximos días.
Según Ham, se espera que la frecuencia en los ataques disminuya con el paso de los días. Asimismo, ha aclarado que el objetivo de la coalición no es "destruir completamente" al Ejército libio sino que está atacando a aquellos que desafían el mandato internacional.
Por otra parte, el comandante estadounidense ha explicado que la zona de exclusión aérea sobre Libia se está ampliando y pronto cubrirá una zona de 1.000 kilómetros a medida que lleguen aviones de otros países aliados a la región.
Las fuerzas de Gadafi se repliegan
Las fuerzas de Gadafi se están trasladando hacia el sur desde Bengasi, segunda ciudad del país y bajo control rebelde, lo que demuestra que tienen "poca voluntad o capacidad" para actuar.
Las fuerzas leales a Gadafi han comenzado a replegarse de zonas cercanas a Benghasi, Ajdabiya y Misrata tras los bombardeos internacionales, según ha explicado este lunes un oficial de seguridad nacional de Estados Unidos que ha pedido no ser identificado.
La fuente ha confirmado que las tropas de Gadafi se "retiraron" en algunas zonas y los avances en torno a los tres enclaves rebeldes se han "estancado" por la operación militar iniciada el pasado sábado y autorizada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Neutralizado el sistema de defensa antiaérea
Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, ha afirmado este lunes que se pretende transferir a la OTAN el mando de la fuerza internacional que está aplicando la zona de exclusión aérea sobre Libia. "Permítanme explicar cómo funcionará la coalición. Está actuando bajo el mando de EEUU, pero la intención es que se transfiera a la OTAN", ha declarado en el Parlamento. Esto significaría que todos los Estados miembros de la Alianza Atlántica que quisieran contribuir a la misión podrían hacerlo.
Cameron también ha indicado que la coalición internacional, que comenzó la operación militar en Libia el sábado pasado, ha "neutralizado en gran parte" los sistemas de defensa antiaérea de este país y que la zona de exclusión aérea ya es una realidad.

El primer ministro ha asegurado que Reino Unido, Francia, Estados Unidos y otros países están avanzando hacia el cumplimiento de los objetivos de la misión: destruir los sistemas de defensa antiaérea libios y proteger a los civiles de los ataques perpetrados por las fuerzas leales al dirigente del país.
Zapatero pedirá una autorización de "semanas"
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no pedirá al Congreso de los Diputados una autorización "indefinida" para participar en la operación aliada en Libia, sino solamente "de semanas", según ha adelantado el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, tras una reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del partido en la que Zapatero ha hablado a los suyos de la operación.
Iglesias ha precisado que el plazo de la misión "se está negociando en este momento" y ha confiado en que ese periodo sea "no más allá de semanas". Además, ha avanzado que la participación española en Libia será aprobada en las Cortes por una "mayoría muy amplia", y que solamente "unos pocos votos, que se pueden contar con los dedos de una mano", no apoyarán la operación.
Por otro lado, ha desvelado que, a juicio de Zapatero, "la primera fase" de la operación aliada "ha funcionado bien, tanto desde el punto de vista de la coordinación como de conseguir el efecto que planteaba la resolución de la ONU, que es que no se masacre a la población civil". Según fuentes socialistas, el presidente ha precisado durante la reunión que la zona de exclusión aérea se ha llevado a cabo sin causar víctimas civiles, diga lo que diga el régimen de Muamar el Gadafi.
Rajoy apoyará en el Congreso la intervención en Libia
El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha anunciado que este martes apoyará en el Congreso la intervención de las tropas españolas en el conflicto de Libia y ha afirmado que "no hay nada más importante que la vida de la gente, sus derechos y sus libertades".
En la rueda de prensa que ha ofrecido en Pamplona tras la reunión del Comité de Dirección del PP, Rajoy ha señalado que quiere "que se proteja la vida de ciudadanos honrados, decentes, que no tienen la culpa de lo que pasa allí" y ha resaltado que este es el "tema prioritario".