Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prevención contra la 'piratería tecnológica'

Microsoft presenta un sistema para controlar la XBOX sin mandosCNN+/Cuatro
Microsoft Xbox Live ha cancelado la conexión para jugar 'on line' a más de medio millón de usuarios de todo el mundo por tener sus consolas pirateadas. La compañía justifica la desconexión afirmando que lo ha hecho exclusivamente con aquellas personas que "han violado los términos de uso" de la videoconsola".
Steve Ballmer, responsable de la multinacional ha explicado que la medida afecta a uan mínima proporción de los millones de usuarios que tiene actualmente el servicio 'on line' Xbox Live. Se estima que unas 600.000 personas, han sufrido de momento esta iniciativa.
Por otra parte, en España, existe una sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, que no toma como delito la modificación de las consolas.
Microsoft ha comunicado que "todos los usuarios deberían saber que la piratería es ilegal y que modificar su 'Xbox 360' para utilizar juegos pirateados viola las condiciones de uso de Xbox Live, supone la supresión de la garantía y quedar fuera de este servicio".
"La salud de la industria del videojuego depende de que los clientes paguen por productos y servicios genuinos que llegan desde los fabricantes, las tiendas y los desarrolladores que los apoyan", añade Microsoft.
Sin embargo, el hecho de 'piratear' las consolas, no es un fenómeno nuevo ni aislado, es una práctica que se lleva a cabo por muchísimos usuarios desde hace ya varios años.
La expulsión de Microsoft de los usuarios 'tramposos' del servicio de juego 'on line' tampoco es una novedad, ya se hizo con la primera 'Xbox'. Con la llegada de la '360' y con el aumento masivo de la piratería en este campo, la multinacional se ve obligada a continuar con esta medida.