Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presos de ETA plantean un proceso de paz con "el reconocimiento y reparación de las víctimas"

Noticias Cuatro les ofrece en exclusiva esta carta, firmada por presos destacados de ETA, que ya han sido expulsados por la banda terrorista. La carta presenta este encabezamiento: "Pasos en el irreversible Proceso de Paz", y dice por primera vez en la historia criminal de ETA que "hay que plantear el temas de las víctimas y el reconocimiento-reparación de los daños causados". Además, insisten en la necesidad de poner fin a la lucha armada por vías exclusivamente pacíficas y democráticas y reclaman poder acogerse a beneficios penitenciarios.
Esta carta tiene importancia porque la suscriben etarras condenados a cientos de años por su conocido y dramático historial, como Josefa Urrusolo Sistiaga, Carmen Guisasola, Kepa Picabea y Rafa Caride Simón.
Esta es la misiva íntegra a la que ha tenido acceso Noticias Cuatro:
Pasos en el irreversible Proceso de Paz
"Después de los anteriores intentos frustrados de solucionar el conflicto en Euskal Herria, después de muchos años planteando la necesidad de poner fin a la lucha armada y de avanzar por vías exclusivamente pacificas y democráticas, algunos hemos empezado a dar pasos concretos en ese sentido y queremos hacerlo de la mejor manera posible como aportación a la búsqueda de una solución global.
Para que este Proceso Irreversible de Paz se vaya concretando, hay que empezar a hablar de cómo se va a poder ir solucionando el tema de los presos. Conocer y analizar cómo se hizo en Irlanda y en otras situaciones similares. Qué compromisos personales y colectivos tuvieron que asumir.
En Irlanda por ejemplo, antes de los acuerdos de Stormont, los presos políticos en general decidieron que su aportación debía centrarse en participar en la reflexión política para el Proceso de Paz. En las cárceles adaptaron las dinámicas a esa nueva fase, pedían el cambio de grado y salían de permiso para participar en los debates y asambleas a favor del "cambio de ciclo". "It's time for peace", reivindicaban.
En cambio, en la Izquierda Abertzale, algunos siguen planteando la cárcel como un "frente de lucha". Han evitado que los presos tomaran parte en la reflexión que se estaba realizando en los pueblos, cuando en realidad es un tema que afecta especialmente a los presos. Se habla solo de Amnistía y libertad como si eso se fuera a dar así tal cual, sin tener en cuenta que se parte de una situación muy enconada por lo que la liberación de los presos puede alargarse en el tiempo. Y, pensamos que para este tiempo será importante superar algunas ideas, actitudes y una mentalidad que han impedido que los presos podamos acogernos a algunos de los derechos que también nos corresponden.
Aquí sigue siendo un tema tabú el poder salir de permiso, el poder salir en tercer grado o en libertad condicional. En el estado francés se puede solicitar la libertad condicional y aceptar las condiciones que se imponen para ello, mientras que aquí se nos quiere hacer creer que parecidas condiciones son inaceptables.
Hace unas semanas, algunos, en nombre del EPPK, sacaron un comunicado, con acusaciones que nada tienen que ver con la realidad, en el que citan a compañeros que hace ya meses habían dejado el colectivo por decisión propia.
Hasta ahora el Colectivo de presos ha funcionado de tal manera que para un preso político solo había dos opciones: pertenecer al Colectivo o el Abismo, con unas consecuencias que no solo repercutían en el que estaba preso sino también en sus familiares y en su entorno. No tratamos de posicionarnos en contra de los que están en el Colectivo, nada mas lejos de la realidad. Solo queremos que se respete a los presos que, estén en el EPPK o no, quieran posicionarse en ese proceso irreversible de paz y dar pasos concretos sin tener que enfrentarse al abismo, a las calumnias ni a las descalificaciones.
También hay que plantear el tema de las víctimas y el reconocimiento-reparación de los daños causados. Hay que tener en cuenta que es un tema delicado por lo que no debemos plantearlo como un nudo que bloquee. Pero debemos de asumirlo como un acto de reconocimiento a las consecuencias del conflicto, tal y como lo asumieron en los acuerdos de paz en Sudáfrica e Irlanda. Como ellos hicieron, hay que empezar a abrir espacios de entendimiento y acercamiento entre las personas para facilitar la comunicación que ayude a crear un clima favorable a la superación de las heridas creadas por tantos años de conflicto.
Todos los derechos para todos, también para todos los presos."
Presos comprometidos con el Irreversible Proceso de Paz.
Andoni Alza Hernández
Rafa Caride Simón
Koldo Carrasco Aseginolaza
Fernando de Luis Astarloa
Josu García Corporales
Carmen Gisasola Solozabal
Kepa Pikabea Ugalde
Joseba Urrosolo Sistiaga