Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presidente de mesa electoral por cuarta vez, pero eso sí, ni ebrio, ni sordo

Nunca es demasiado tarde para votar, y ya que el voto es un derecho al que costó llegar, hay que aprovecharlo. Eso es lo que opina Lupicino Hernández, vecino de Pontevedra, que se ha acercado a su colegio electoral, a los 102 años de edad. Y además, según ha declarado a la prensa, lo ha hecho "por una España buena". Lupicino Hernández ha asegurado que ha participado en todas las convocatorias electorales, porque tiene "un derecho de deber votar". Pero no ha acudido solo, ha estado acompañado por sus 28 bisnietos, que han destacado el "ejemplo" que Lupicino Hernández les aporta acudiendo a votar.
Este caso es solo uno de los casi 34 millones de españoles que tienen derecho a voto en España y que han podido acudir a votar este domingo. Algunos están lejos de sus localidades, por ello, hacen uso del voto por correo. En principio no hay ningún problema. ¿Pero si le roban los votos al motorista de Correos? Esto es lo que ha pasado en Badalona, Barcelona. Un ladrón ha robado a un motorista de Correos una docena de votos por correo. Ya no cuenta la opinión de los dueños de esos votos.
Expulsado de la mesa por estar ebrio o ser sordo
En las mesas electorales, la jornada ha transcurrido sin incidentes importantes, aunque sí alguna que otra anécdota. Un hombre de 85 años ha sido imputado después de que tirara al suelo una de las urnas del colegio Montserrat Roig de Terrassa, en Barcelona, porque su Documento Nacional de Identidad no coincidía con el que tenían los miembros de la mesa electoral, y por tanto, no ha podido votar. También 85 años tenía otro anciano que ha fallecido de infarto cuando aparcaba su coche para acudir a las urnas. A causa del infarto, perdió el control del vehículo y colisionó contra otro, cuyo conductor ha salido ileso del accidente.
El resto de anécdotas las han protagonizado los propios miembros de las mesas electorales. El vocal de una mesa electoral del colegio Miguel Hernández de Sabadell, también en Barcelona, ha sido expulsado sobre las 10.30 horas de la mañana por el presidente de la mesa, ante los evidentes síntomas de embriaguez que presentaba. En Madrid, también han prohibido a otro hombre presidir la mesa electoral por ser sordo. Debido a su discapacidad la Junta Electoral había decidido asignarle una intérprete de la lengua de signos. Tanto ésta institución como el Ministerio del Interior habían dado su autorización para que el hombre ejerciera como presidente. Sin embargo, a última hora, se ha presentado una patrulla de la Policía Municipal con un escrito en la mano y han evitando que el hombre ocupara su puesto.
Y es que algunos nunca llegan a presidir e incluso a ser vocales de una mesa electoral. Otros, por el contrario, lo hacen incluso hasta cuatro veces. Es el caso de Oscar García, que preside mesa electoral por cuarta vez consecutiva en el colegio Cristo de la Salud, en la localidad madrileña de Valdemoro. Este reincidente se ha quejado de por qué no le pasa lo mismo con la lotería, ya que aunque juega mucho "nunca toca".
Pequeñas incidencias
Entre las pequeñas incidencias registradas han destacado las ocurridas en Basauri, Vizcaya, donde han sido quemados tres contenedores en las proximidades de un colegio electoral. También en Galdakano un grupo de personas próximas a Iniciativa Internacionalista (II) han sido desalojadas de un colegio en el que habían entrado con camisetas amarillas.