Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía brasileña toma la favela del Alemán

El comandante general de la Policía Militar de Río de Janerio, el coronel Mário Sérgio Duarte, ha afirmado que las fuerzas de seguridad ya han tomado el conjunto de las favelas del Alemán, en el norte de Río de Janeiro.
Según Duarte, "todo el conjunto" de las favelas ya ha sido tomado. "Hemos vencido, hemos traído la paz al pueblo del Alemán", ha declarado. El coronel ha ordenado a sus agentes que revisen casa por casa.
"Puedo garantizar que el 80 por ciento del Complejo del Alemán ha sido tomado", ha declarado por su parte el comandante del quinto comando de Policía del Área Sulfluminense, el coronel Marco Alexandre.
La Policía Militar, la Policía Federal y los soldados del Ejército de Brasil ha lanzado el asalto a las favelas de la barriada del Alemán, horas después del ultimátum lanzado a los narcotraficantes para que depusieran las armas y se entregaran.
El operativo lo han formado 2.600 efectivos
En la operación de asalto han participado cerca de 2.600 efectivos, según 'A Folha'. Dos helicópteros, uno de combate y el otro de observación, con una cámara; han dado cobertura a las fuerzas de seguridad.
La Policía ha aprehendido grandes cantidades de droga, así como fusiles, granadas y otras armas. Asimismo, al menos diez personas han sido detenidas por la Policía Militar, una de ellas con antecedentes penales por homicidio.
Más de 17.500 soldados
Al menos 46 personas han muerto desde que comenzaron, hace una semana, los enfrentamientos de las fuerzas de seguridad contra los cárteles de la droga que han sembrado el pánico en algunas favelas de Río de Janeiro.
La ola de violencia desatada en algunas favelas de Río de Janeiro, donde estarían escondidos narcotraficantes del llamado Comando Vermelho, ha obligado al despliegue de unos 17.500 soldados y decenas de policías del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) en busca de los 'peces gordos' del narcotráfico.