Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Facebook y la fotografía de 'La niña del napalm', la última polémica que inunda la Red

La niña de napalmReuters

Facebook está siendo el blanco de todas las críticas. Y es que la red social ha censurado una de las fotos más importantes del fotoperiodismo de guerra de los últimos años. "La niña del napalm" fue compartida por el escritor noruego, Tom Egeland y desde que eliminarán su publicación, todo el mundo le apoya. 

Un nuevo debate se ha abierto en todo el mundo y en esta ocasión Facebook no sólo es la plataforma de la discusión, sino también es el protagonista. La libertad de expresión y el abuso de poder que esta red social ejerce sobre las publicaciones de los usuarios esta siendo el tema más popular en las últimas horas.
El desencadenante ha sido el escritor noruego Tom Egeland al compartir la famosa instantánea de "La niña del napalm". Y es que desde la compañia de Zuckemberg han eliminado la publicación, para después cerrarle la cuenta. Esta última maniobra ha provocado una auténtica tormenta de críticas desde todo los rincones del globo.
El enfrentamiento entre el escritor y la multinacional fue recogido por el diario Aftenposten, el más importante de Noruega, quien también recibió una notificación al utilizar la foto en un reportaje. Por este motivo, su editor jefe, Espen Egil Hansen, no solamente se ha negado a retirarla sino, que ha escrito una carta abierta dirigida a Mark Zuckemberg, criticándo su actuación. 
Las muestras de solidaridad con Tom Egeland y el Aftenposten no han dejado de producirse en todo el mundo. Para ello, anónimos y personalidades con gran relevancia han decidido compartir en su muro la foto de Nick Ut, ganadora de un Pulitzer. Entre ellas, Erna Solberg, primera ministra de Noruega, que señalado que se trataba de un "error", al tratarse de una fotografía que "ha contribuido a la historia universal". Aún así, a Facebook no le ha importado y le ha borrado el mensaje. 
Desde la red social se defiende su postura, argumentando que es "muy dificil crear una distinción" entre la decisión de censurar la imagen de una niña desnuda y permitir otra. La razón no ha calmado los ánimos y son inumerables los que claman porque se autorice la publicación de la icónica fotografía sobre la guerra de Vietnam.