Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polanski se opone a la petición de extradición

"Vamos a exigir su liberación y vamos a defendernos de las razones para este procedimiento de extradición" ha declarado el abogado del realizador, retenido a petición de EE.UU. en Zurich por la violación de una menor en 1977.
"Es indefendible que 30 años después de los hechos, pueda pasar un solo día en prisión un hombre de 76 años que ha demostrado que no representa ningún peligro para la sociedad y cuya reputación esta bien establecida" ha añadido Herve Termime, el letrado del cineasta.
Los EE.UU tienen un plazo máximo de 60 días para hacer firme la solicitud de extradición. Por su parte Polanski puede apelar al Tribual Federal Suizo de Justicia contra esa orden. Aunque un portavoz del tribunal ha declarado que aún no han recibido ninguna indicación al respecto.
Una causa de hace 30 años
El arresto atiende a una causa abierta en EEUU hace 30 años por un delito de "malas costumbres". El caso se remonta a 1977 cuando la justicia americana le acusó de violar y drogar a una menor, durante una fiesta en casa del actor Jack Nicholson.
Polanski pasó 42 días en prisión bajo examen psiquiátrico pero nunca se celebró un juicio sobre el caso. El director siempre sostuvo que la niña tenía experiencia sexual y que había consentido la relación.
El autor de películas como "Frenético" o "Chinatown" huyó de los EE.UU. a Francia en 1978. Desde entonces, Polanski no ha vuelto a pisar suelo estadounidense, ni siquiera para recoger el Oscar que recibió en 2003 por su película "El pianista".
Apoyos para Polanski
Polonia y Francia se han unido para pedir a Washington la liberación del cineasta. El jefe diplomático polaco, Rodoslaw Sikrski, ha declarado que van a reclamar a la secretaria de Estado de EE.UU., Hilary Clinton, que reclame a Suiza la liberación de Polanski. Y han planteado la posibilidad de que el realizador se acoja al derecho de gracia o indulto.
Por su parte el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, ha intervenido ante la consejera federal suiza de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, para pedir que se garantice el respeto de los derechos fundamentales del cineasta franco-polaco