Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polanski cumple arresto domiciliario en su chalet

El cineasta franco-polaco Roman Polanski, encarcelado en Suiza desde hace más de dos meses, ha sido liberado y trasladado al chalet que posee en la estación de esquí de Gstaad. Es ahí donde cumple el arresto domiciliario.
Una vez el cineasta se encuentre instalado en su casa, las autoridades procederán a colocarle un brazalete electrónico en el tobillo. Esto se trata de una de las diversas medidas de seguridad establecidas para evitar que se fugue. Precisamente, una media hora antes de que llegara el realizador, un vehículo de la empresa de seguridad ha establecido el sistema de control.
"Elevado riesgo de fuga"
Todas las medidas de seguridad adoptadas, así como la elevada fianza que se le pidió para salir de prisión, se deben a que los jueces suizos consideraron que en este caso existía un "elevado riesgo de fuga". Así, Polanski quedará confinado en su residencia de Gstaad (una lujosa estación de esquí), a la espera de que las autoridades de Suiza decidan si aprueban o no una demanda de extradición de Estados Unidos.
El cineasta tiene pendiente desde 1978 un proceso judicial en Estados Unidos por haber mantenido relaciones sexuales con una menor, quien años después retiró los cargos en su contra.