Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Personas ajenas a la tripulación viajaban en el avión estrellado en Smolensk

Accidente aéreo en SmolenskReuters
"Ha quedado establecido que en la cabina se encontraban varias personas que no eran miembros de la tripulación", ha señalado la presidenta del Comité Aeronáutico Interestatal (MAK), Tatiana Anodina. El avión del presidente polaco se estrelló el pasado 10 de abril en las afueras de Smolensk.
Asimismo, Anodina ha explicado que se ha podido identificar la voz de una de esas personas y que la Policía polaca está intentando reconocer al resto, pero no ha precisado el número de personas que había en la cabina ni sus identidades.
Condiciones de aterrizaje nulas
Anodina también ha explicado que los controladores aéreos habían advertido a los pilotos del avión, cuatro minutos antes de la tragedia, de que las condiciones para el aterrizaje eran nulas y ha asegurado que el aeropuerto Severni de Smolensk dispone del equipamiento necesario para recibir los aviones de diversos modelos, incluido el Tu-154, y que el sistema TAWS estaba operativo y transmitía toda la información necesaria a la tripulación.
Según la presidenta de MAK, la comisión técnica ha comprobado que durante el vuelo del avión presidencial no se registraron a bordo ni atentado terrorista, ni explosión, ni incendio, ni fallos en los sistemas. Los motores estuvieron funcionando hasta el momento de choque contra la tierra, ha destacado.
El jefe del Estado polaco, Lech Kaczynski, acompañado por su esposa, María, y altos representantes del estamento político y militar de Polonia, se dirigía a Smolensk para honrar la memoria de casi 22.000 militares polacos que el régimen soviético ejecutó en los bosques de Katyn en 1940. A bordo del avión, un Tupolev-154, viajaban 88 pasajeros y 8 tripulantes. No hubo sobrevivientes.