Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un gigante oso de peluche, el regalo de un abuelo a su nieta que aplaude Twitter

Un gigante oso de peluche, el regalo de un abuelo a su nieta que aplaude TwitterTwitter

A Madeline Jane, de 5 meses, su abuelo le ha hecho un regalo que no olvidará en mucho tiempo, un gigante oso de peluche de más de 2 metros y medio. Todo empezó cuando su hija le comentó una fotografía en la que él salía con uno de ellos. Fue entonces cuando decidió sorprender a su nieta regalándole uno.

La relación entre abuelos y nietos es especial. Y es que tienen la suficiente libertad para agasajar hasta límites insospechados a su nietos. Tanto es así, que en ocasiones sus regalos no siempre agradan a los padres, que pueden llegar a cansarse de tantos 'cachivaches' que llegan a su casa. Sin embargo, en ocasiones los presentes son tan asombrosos y desprenden tanto cariño, que no se puede hacer otra cosa que aceptarlos con una sonrisa.
Esto es lo que le ocurrió hace tres días a Sabrina González, una vecina de Bay Area, California, de 24 años. La joven, madre primeriza de Madeline Jane, de apenas 5 meses de edad, hizo un comentario demasiado 'afortunado' en una fotografía de su padre en Facebook. En ella aparecía el 'abuelo González' tumbado encima de varios peluches gigantes de osos. Ante tal imagen, su hija le escribió: "Maddie necesita uno de esos"
Dicho y esto, horas después su padre la escribía diciéndole que tenía uno. Además para demostrar que no la mentía le envió varias fotografías del inmenso peluche siendo transportado a su destino, el salón de su casa. Así fue como, en un abrir y cerrar de ojos, un oso de casi 2 metros y medio se encontraba sentado en su sofá
Ajena al gran tamaño del curioso visitante, la pequeña Madeline no tardó en presentarse, subiéndose en él y recostándose en sus piernas con una gran sonrisa. Su madre viendo la inocente escena no pudo reprimirse las ganas de inmortalizarla y decidió compartirla en Twitter convirtiéndo la publicación en un éxito viral. Y es que su publicación fue retuiteada por más de 40.000 personas