Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pekín convoca al embajador estadounidense para quejarse de la reunión entre Obama y el Dalai Lama

El Gobierno chino ha convocado al embajador estadounidense en el país, Jon Huntsman, y le transmitió una queja formal por el encuentro celebrado este jueves entre el presidente de EEUU, Barack Obama, y el líder espiritual de los tibetanos, el Dalai Lama, según la agencia oficial Xinhua.
El viceministro de Asuntos Exteriores de China, Cui Tiankai, fue el encargado de solicitar la presencia de Huntsman, poco después de que el portavoz del Ministerio expresase su "profunda insatisfacción" por la reunión celebrada en Washington. China considera al líder espiritual exiliado, que defiende la autonomía del Tíbet, como un peligroso separatista.
Obama, al igual que sus predecesores, negó al Dalai Lama el simbolismo de recibirle en el Despacho Oval y el encuentro tuvo lugar en la Sala de Mapas, enviando a Pekín la señal de que el monje tibetano no fue recibido como un líder político.