Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paul Verhoeven convierte a Huppert en musa de la provocación en 'Elle': "El arte no ha de ser moralista o didáctico"

El cineasta holandés Paul Verhoeven llega a los cines españoles este viernes 30 de septiembre con la película 'Elle', un thriller con el que presenta a Isabelle Huppert como musa de la provocación y que ha sido elegido por la Academia de Cine de Francia para representar al país en la próxima edición de los Oscar.
"No debería haber límites en el arte, debería estar prohibido, el arte no ha de ser moralista o didáctico", manifestó el director durante una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la participación del filme en la sección Perlas de la 64 edición del Festival de San Sebastián.
En 'Elle', basada en la novela 'Oh...', del autor francés Phillippe Dijan, Huppert (París, 1953) da vida a Michèle, una mujer con gran éxito profesional que un día es atacada y violada en su casa por un desconocido encapuchado, una situación que le lleva a buscar a su agresor.
A pesar del planteamiento provocativo e incluso incómodo del filme, Verhoeven ha señalado que es muy diferente leer el guion y después ver el personaje interpretado por Huppert. "La problemática moral desaparece gracias a ella", ha dicho el cineasta, quien asegura que es "difícil imaginar" qué otra actriz podría haber interpretado este papel.
En este sentido, ha confesado que hubo cinco o seis actrices que rechazaron interpretarlo. "¿Volverían a decir que no después de ver la película?", se pregunta el director de 'RoboCop' (1987), 'Instinto básico' (1992) y 'Starship Troopers' (1997).
El momento más difícil y por el que cree que estas seis actrices rechazaron el papel aparece en el tercer acto de la película, una situación "extremadamente incómoda para los americanos" que, a pesar de aparecer en el libro en el que se basa esta historia, está convencido que habría sido diferente si el filme se hubiese rodado al otro lado del Atlántico. "La historia se habría centrado en la venganza", ha dicho.
Aunque tras su paso por el Festival de Toronto vio que la reacción no había sido muy "controvertida" ni hubo "animadversión", sí se habló mucho de la violación, un tema "caliente" en Estados Unidos, donde se estrena el próximo mes de noviembre.
"ENFANT TERRIBLE"
Verhoeven se convirtió en un "enfant terrible" del cine tras el estreno de 'Showgirls' (1995), un filme que fue mal recibido entre el público y la crítica de Estados Unidos y que, según ha explicado, ha sido en cambio la película para la que "más investigación previa" ha realizado.
"El público americano se lo tomó de una forma increíblemente negativa", ha dicho Verhoeven (Ámsterdam, 1938), quien ha confesado que es la película que más ha vuelto a ver y que de hecho sigue disfrutando con los movimientos "elegantes" de cámara. "Nunca volvería a ver 'Instinto Básico' pero sí esta", ha admitido.
El cineasta se siente "contento" al comprobar que 20 años después se ha reivindicado este filme y ha señalado que de lo único que se arrepiente es de que la carrera de Elizabeth Berkley, la protagonista, se destruyera: "Fueron increíbles los ataques casi diabólicos que hicieron que su carrera terminara".