Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cantante de Jarabe de Palo comparte en su blog su “día gris”

Pau DonésGTRES

Superar el cáncer no es fácil y, sobre todo, no es algo agradable. Así lo ha transmitido Pau Donés, el cantante del grupo Jarabe de Palo, que anunció el pasado 2 de septiembre que tenía cáncer de colon. En su blog "La Maleta", el artista ha publicado una entrada en la que reconoce que no todos los días son de "color azul" y que, tiene días en los que está triste y siente miedo. Pese a todo, Donés no pierde el ánimo y va a continuar luchando contra la enfermedad.

Pau Donés dice en la carta que está harto de estar enfermo, porque si no fuera así, estaría junto a su grupo de gira por Estados Unidos, que fue cancelada cuando se conoció la triste noticia, y podría estar "encerando su tabla de snowboard". También ha reconocido que la idea de empezar la quimioterapia la semana que viene le tiene "cagado de miedo".
Sin embargo, el vocalista termina su mensaje con optimismo. "Y otra cosa, a este puto cáncer le voy a dar de hostias hasta en el carnet de identidad. ¡He dicho!", declara Pau Donés, que no piensa dejar ganar la batalla al cáncer.
La carta de Pau Donés
Para que nos vamos a engañar, con todo esto que me está pasando de vez en cuando aparece un mal día. Por ejemplo, hoy. Comparto este miércoles 30 de septiembre de 2015 con vosotros, a pelo, tal como lo estoy viviendo, porque a lo mejor queréis saber como son mis días chungos, pero sobretodo porque  el compartirlo me alivia.
Hoy estoy triste. Triste porque tengo cáncer. Porque no me encuentro bien. Porque los míos están tristes. Porque tengo la cabeza a tope y el cuerpo a cero. Porque esta mañana no tengo ganas. Porque tenía muchos planes y de repente se esfumaron. Porque voy a estar un año sin poder nadar, sin pisar la nieve, sin subirme a la moto, sin viajar, sin tocar….Y porque por si fuera poco, ayer me dijeron  que el frío, que es de lo que más me gusta en el mundo, con la quimioterapia se va a convertir en mi principal enemigo. 
La semana que viene empiezo el tratamiento y estoy cagado de miedo.
Hoy no estoy muy animado, la verdad. La pregunta de ¿Cuánto me queda? ha vuelto a mi cabeza, y aunque todo apunta  a que mucho, con el cáncer nunca se sabe.
Hoy estoy hasta los huevos de estar enfermo, porque si no lo estuviera,  mañana viajaríamos a Lima y luego empezaríamos una gira por los EEUU. Y me enceraría la tabla de snowboard, y me iría a dar una vuelta con la moto, y  los míos no estarían tristes, y…
Hoy tengo un día de mierda, lo reconozco. Aunque también reconozco que tengo derecho a tenerlo. No pasa nada.
Procuro evitarlos, pero con todo esto del cáncer de vez en cuando me viene el bajón. Hoy lo tengo, y quería contaros  lo que me pasa. Ya veis queridos, no todos los días son de color de rosa. Hoy tengo un día gris, aunque sé positivamente  que mañana, cuando me levante, todo volverá a ser azul como siempre.
P.d.: Y otra cosa, a este puto cáncer le voy a dar de hostias hasta en el carnet de identidad. ¡He dicho!