Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patxi López pide "dejar atrás la agresividad" en el proceso de primarias

Patxi López pide "dejar atrás la agresividad" en el proceso de primariasEFE

El aspirante a la Secretaría General del PSOE, el exlehendakari Patxi López, ha pedido este sábado "dejar atrás la agresividad" durante el proceso de primarias que conducirá a la elección del nuevo líder del partido, y ha avisado de que "no es una guerra de avales, sino que es una cuestión de votos de militantes".

Así lo ha manifestado en declaraciones a los periodistas a su llegada a la sede socialista donde se celebra el Comité Federal que lanzará el proceso de primarias en el que competirá con los otros dos aspirantes a tomar los mandos del partido: el ex secretario general Pedro Sánchez, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.
La primera batalla del proceso, que culminará el día 21 de mayo con la elección, es precisamente la recogida de los avales que les convertirán en candidatos de manera oficial y que serán el primer termómetro real de la fuerza de cada candidatura.
"Yo no voy jugar a esa guerra de avales. Voy a seguir haciendo una campaña de conversación directa con la militancia socialista para defender el espacio de unidad, de integración y el proyecto de una izquierda exigente para recuperar el PSOE", ha señalado.
López cree que lo importante es qué hará el PSOE "al día siguiente" de conocer el ganador del proceso "para efectivamente tener un partido unido". En este sentido, ha apuntado que "todavía queda" para conseguir que los socialistas lo estén.
Una vez cerrado el calendario para las primarias del PSOE, Patxi López ha dicho esperar que los candidatos estén "a la altura" para conseguir "un partido fuerte, unido" y "capaz de tener un proyecto con el que volver a significar una esperanza" para los españoles.
Por ello, ha insistido en la necesidad de "dejar atrás cierta agresividad" para empezar a "debatir" sobre ideas, propuestas y el modelo del PSOE de cara a lograr "integrar, sumar y no seguir divididos".